Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

121 niños intoxicados por plomo en China

Unos 121 niños chinos se han intoxicado con plomo por la contaminación de la zona industrial en la que viven, en la provincia de Fujian, según la agencia oficial Xinhua. Las autoridades sanitarias examinaron a 287 niños en la localidad de Longyan y descubrieron que más de la mitad mostraban indicios de intoxicación con plomo, reconoció el gobierno local, en medio de una gran controversia por la proliferación de casos de este tipo en menores de edad en varias provincias de China.
Los intoxicados tenían más de 100 microgramos de plomo por litro de sangre, y uno de ellos llega hasta los 218,6 microgramos, destacó la información.
La fábrica de la empresa Huaqiang, productora de pilas y baterías energéticas, es la sospechosa de generar la polución que ha causado esta nueva alarma sanitaria, por lo que ha sido cerrada por las autoridades y se ha iniciado su investigación.
En las semanas previas, centenares de residentes de la zona se manifestaron hoy frente a la sede del Gobierno local para protestar contra la contaminación de esa fábrica, mientras otros sucesos similares se han producido en provincias como Yunnan (suroeste), Shaanxi (norte) y Hunan (sur), por casos de intoxicación de niños con plomo.
En la misma provincia de Fujian, a principios de mes, cerca de 10.000 personas protagonizaron violentos enfrentamientos con la policía en una protesta contra una planta de residuos en la ciudad de Quanzhou, acusada de haber contaminado el suministro de agua de y aumentar el número de casos de cáncer.
El rápido desarrollo económico de China ha ido acompañado de laxitud de las autoridades hacia la contaminación de muchas industrias, lo que ha causado problemas de salud pública y manifestaciones exigiendo el cierre de algunas factorías.