Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 'normalistas' anuncian una agenda de protestas para exigir la vuelta con vida de los 43 desaparecidos

Invitan a una movilización nacional que ha arrancado con saqueos a comercios en Chilpancingo
Los 'normalistas' (estudiantes de magisterio) han anunciado este domingo una agenda de protestas a nivel nacional par exigir la vuelta con vida de los 43 compañeros que desaparecieron hace hoy un mes en el municipio de Iguala, estado de Guerrero, sur de México.
"Queremos señalar que (el caso Iguala) es un crimen de Estado, una muestra de la profunda putrefacción de las instituciones políticas en el país", han dicho los alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa y la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).
Estudiantes y profesores han indicado que en las próximas horas iniciarán "el cierre de las principales carreteras y aeropuertos" en Guerrero, Morelos, Oaxaca, Michoacán y el Distrito Federal, mientras que el lunes cerrarán los bancos guerrerenses.
Para el 29, 30 y 31 de octubre han convocado un paro nacional al que están llamados todos los sectores educativos de México y que comenzará con un anuncio coordinado por todas las emisoras de radio estudiantiles.
En el ecuador de estas 72 horas de protestas tendrá lugar una marcha por el centro de Chilpancingo, la capital de Guerrero, que se ha convertido en escenario de la ira de los 'normalistas' y las familias de los jóvenes desaparecidos.
El paro nacional concluirá con una gran marcha por la capital mexicana. "Se prevé que parta de la unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y se desplace hasta las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación", han dicho.
JORNADA DE SAQUEOS
Guerrero ha vivido este domingo una nueva jornada de protestas. Grupos de 'normalistas' han saqueado comercios y han repartido su 'botín' entre la población local siguiendo así con la escalada de tensión en el estado mexicano.
Decenas de estudiantes han llegado por la mañana (hora local) a las instalaciones de Aurrerá y la Comercial Mexicana, en el sur de Chilpancingo, y han instalado piquetes que finalmente han derivado en saqueos.
"Invitamos a la población a que haga acto de presencia y se sume a nuestras movilizaciones. Todo lo que saquemos será completamente gratis", han dicho en un mensaje radial, según ha informado el diario mexicano 'Milenio'.
En respuesta, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ha puesto en marcha un operativo "de resguardo y disuasión", en el que participan más de 1.500 policías antidisturbios para evitar más saqueos en Chilpancingo, Acapulco y Zihuatanejo, entre otros lugares.
UN MES SIN NOTICIAS
Los 43 'normalistas' desaparecieron entre el 26 y el 27 de septiembre en el marco de una protesta contra al reforma educativa del Gobierno mexicano que desembocó en violentos enfrentamientos con la Policía que se saldaron con seis muertos y 25 heridos.
La Procuraduría General de la República (PGR) ha confirmado que el Gobierno y la Policía de Iguala estaban confabulados con el 'mini-cártel' Guerreros Unidos para hacer desaparecer a estos 43 'normalistas', por lo que las autoridades mexicanas intentan identificarlos entre los restos hallados en fosas comunes.
La PGR ha emitido órdenes de captura contra el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su mujer, María de los Ángeles Pineda, que están en paradero desconocido. También acusa de este crimen al jefe de sicarios 'El Gil', así como al secretario de Seguridad Pública y al subjefe de la Policía municipal, Felipe Flores Velázquez y César Navas González.