Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El que Obama traiga la lluvia a Cuba da buena suerte"

El Air Force One de Obama llegaba a Cuba y todo el mundo estaba mirando: cubanos, prensa extranjera… 88 años de espera que bien valían un diluvio universal. Ni siquiera la lluvia consiguió tirar por tierra su visita al casco viejo de La Habana, un paseo que quisieron disfrutar con él muchos de los habitantes de la ciudad.

“El que traiga la lluvia da buena suerte”, asegura una ciudadana isleña. Estadounidenses y cubanos esperaban ansiosos la llegada de la familia Obama a La Habana. Subidos unos encima de otros, enganchados a las verjas de las ventanas... Cualquier sitio es bueno para ver al presidente de los Estados Unidos.
Esta visita es un primer paso, pero este no es más que el inicio de un nuevo cambio en las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos.