Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El olor a muerto no era de una fábrica de salchichas

La casa está siendo investigada ladrillo a ladrillo. Foto: Timesonline.comtelecinco.es
Los vecinos de la 'casa de los horrores' de Cleveland se habían quejado durante años del mal olor que les llegaba del área donde se encontraba la casa y en la que se han encontrado once cadáveres. Sin embargo, creían que procedía de una fábrica de salchichas cercana.
El concejal Zack Reed, cuya madre vive a una manzana de distancia de lugar, llamó al departamento de sanidad de la ciudad en 2007 después de que un residente se quejara de un olor "como de cuerpo muerto". Reed considera que “algo podría haberse hecho de otra manera", según publica The Daily Telegraph.
"Creo que nuestro departamento de salud debería haber sido capaz de distinguir entre el olor de un cadáver y el olor de la carne muerta", ha indicado.
Un cráneo en un cubo
Además de los cuerpos de once personas, la policía ha encontrado un cráneo en un cubo en ‘la casa de los horrores’. Los investigadores encontraron la calavera de una de las víctimas envuelto en una bolsa de papel en un cubo en el sótano, informa Timesonline.com.
Después de usar el ADN para tratar de identificar los restos, la policía ha establecido que el cráneo pertenecía a una undécima víctima, de las que sólo ha sido identificada hasta el momento: Tonia Carmichael, de 53 años y adicta a las drogas que desapareció hace un año.
"Parece que este hombre tenía un apetito insaciable que tenía que llenar", ha explciado Michael McGrath, jefe de la policía local.

La policía ha indicado que ha terminado de cavar en el jardín de atrás y van a comenzar a derribar las paredes. "Vamos a ir poco a poco, pieza por pieza", ha indicado Ed Tomba, subjefe de la policía de Cleveland.
Delincuente sexual registrado
 Mientras sigue la investigación, Anthony Sowell compareció ante el tribunal acusado de asesinato, violación y secuestro. El fiscal lo ha descrito como "increíblemente peligroso". Sowell, que pasó varios años en prisión por estrangular y violar a una mujer, se encuentra en prisión preventiva.
Sowell, un ex marine adicto a las drogas y al alcohol, se mudó a la vivienda del crimen, al este de la ciudad de Cleveland, tras su salida de la cárcel en 2005. Había sido declarado culpable de la violación en 1989 de una mujer embarazada de tres meses. Había ido a la casa de Sowell voluntariamente pero, cuando trató de salir, él se lo impidió atándole las manos y los pies con una corbata y un cinturón y amordazándola con un trapo. La víctima explicó a la policía que “pensé que iba a morir”.Desde entonces, Sowell es un delincuente sexual registrado.
El descubrimiento de los cuerpos se pudo realizar después de que una mujer denunciara haber sido violada y estrangulada por Sowell. La policía acudió entonces a la casa con una orden de detención por estos delitos. Sowell no estaba en la casa, pero los oficiales encontraron dos cuerpos en la sala de estar, dos más en otro lugar de la casa, otro en una tumba poco profunda en el sótano y un sexto en una tumba recién excavada en el jardín trasero.
Todas las mujeres asesinadas eran negras y al menos cinco habían sido estranguladas. Algunos de los cuerpos estaban tan descompuestos que se llamó a un experto del Museo de Historia Natural de Cleveland para que ayudara a establecer el momento de la muerte.