Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exjefe de la oposición siria Moaz Al Jatib cree que todavía es posible una solución política al conflicto

Pide lanzar una iniciativa política internacional en caso de ataque occidentales al régimen
El expresidente de la Coalición Nacional Siria Moaz Al Jatib ha defendido este martes en Bruselas que una solución política a la crisis siria es "posible porque, por primera vez, el régimen está preocupado" por los posibles ataques de Estados Unidos y Francia en respuesta al ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto y ha pedido lanzar en este contexto una iniciativa política internacional.
"Debemos tener una iniciativa política en el caso de una acción militar", ha reclamado Al Jatib, en declaraciones a la prensa en Bruselas, donde este martes se ha reunido con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton.
"Una solución política es posible porque, por primera vez, el régimen está preocupado", ha argumentado el opositor. "Miembros del régimen tiene miedo a una acción militar. Están por tanto preparados para cambiar", ha asegurado, en declaraciones recogidas por la agencia Belga.
En su opinión, el mandatario sirio, Bashar al Assad, "tiene la llave" de la solución, que la oposición insiste en que "pasa por su salida". Al Jatib, que dimitió la pasada primavera, fue el primer dirigente opositor en plantear un salvoconducto para el presidente sirio para que abandonara el poder.
Al Jatib ha asegurado estar "cien por cien seguro" de que el ataque perpetrado a las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto fue cometido por el régimen, incluso si la decisión de usarla pueda haberla tomado un responsable militar.
El exdirigente opositor, que ha dejado claro que está "listo para ser un actor de diálogo cuando se decida el futuro del país", ha asegurado que el conflicto sirio no es "una guerra civil". "Una gran mayoría de la población está preparada para vivir junta", ha asegurado.