Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición sale a las calles de Venezuela en defensa de los nuevos jueces del Tribunal Supremo

Miles de venezolanos han salido de nuevo este sábado a las calles de Caracas para apoyar a los 33 nuevos jueces del Tribunal Supremo de Justicia, nombrados el pasado viernes por la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, y que no cuentan con el apoyo oficialista ni de los magistrados del mismo tribunal actualmente en ejercicio, considerados afines al chavismo por la oposición.
Así, Venezuela tiene 'de facto' dos Supremos desde ayer: uno reconocido por el oficialismo, y otro reconocido por la oposición. La marcha, convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha salido de seis puntos diferentes de la capital venezolana con destino final en la sede del Tribunal Supremo de Justicia en el centro de Caracas.
La Guardia Nacional Bolivariana ha cerrado desde muy temprano la Avenida Baralt, principal vía de acceso a la sede del Supremo. Al menos dos vehículos 'murciélago' se encuentran en el lugar, presumiblemente para evitar el paso de manifestantes.
"El llamado a todos nuestros compatriotas es a convocar gigantescas marchas en todo el país. Convocamos a todo el pueblo de Caracas a participar masivamente para respaldar la designación y juramentación de los nuevos magistrados", ha afirmado el dirigente opositor Andrés Velázquez.
Al grito de "democracia sí, dictadura no" ha comenzado la marcha en Chacaíto, en el este de Caracas, uno de los principales puntos de concentración de los manifestantes. "El Gobierno debe entender que el pueblo venezolano no lo quiere y ha de buscar la manera de llamar a unas elecciones generales. Ellos saben que la única manera de estar en el poder es aferrándose a él. Obligando al pueblo con los militares vendidos que tenemos. Ellos saben que por los votos no van a ganar. El pueblo ya no quiere más dictadura", ha destacado en declaraciones a Europa Press el sastre Alexis García, uno de los participantes en la manifestación de este sábado.
"Debe haber una revuelta en el Ejército para que se pongan a defender al pueblo y no a los vagabundos y sinvergüenzas que están en el poder. En algún momento, por las buenas o por las malas, el Gobierno tiene que salir. Aquí nos quitaron todo, hasta el miedo", ha reclamado
PLAN HORA CERO DE LA OPOSICIÓN CONTRA LA CONSTITUYENTE
La jornada de manifestación se ha producido tras el paro cívico del pasado jueves, cuando hasta 367 personas fueron detenidas, según el Foro Penal, el mayor número en una sólo día desde que comenzaron las protestas masivas de la oposición a principios de abril.
"Da miedo salir a las manifestaciones. El Gobierno manda a sus fuerzas de choque para que nos provoquen a nosotros. Empiezan a lanzarnos las bombas lacrimógenas y tenemos que huir. Yo sigo saliendo, aun así", comenta una profesora, empleada pública, que no da su nombre por temor a represalias.
"Me da miedo que me vean aquí. Me pueden echar del trabajo. No he firmado la planilla que me ha mandado el Gobierno para conseguir a diez personas que voten en las elecciones a la Constituyente. Mi jefa sabe que yo estoy en esto y ella me anda cazando. Anda pendiente de mi", señala la docente. Una de sus motivaciones para manifestarse es la crisis económica: "Mi sueldo me alcanza apenas para comprar pasta de dientes", añade.
La protesta de este sábado se enmarca dentro del plan de 'hora cero' de la oposición, nacido con el objetivo de evitar las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro y que se celebrarán el próximo 30 de julio.
"Si hay Constituyente se va a perder la propiedad privada. También el derecho de protesta. Me tendré que dedicar a lo que diga el presidente de la república y él no me va a respetar a mí, ni mi comida, ni mis medicinas, ni mi seguridad, a pesar de que yo pago mis impuestos", ha argumentado el ingeniero civil Daniel Reyes, presente en la manifestación opositora.
Parte de los presentes en la marcha están convencidos de poder evitar la celebración de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente."La Constituyente no va. Para que se evite tiene que haber calle y más calle. Vamos a seguir siendo constantes en las protestas. Esta semana seguirá siendo calle, calle, calle y calle. Aquí debe haber un Gobierno de transición para que se acabe esta porquería. Ya no es cuestión de izquierda o de derecha", ha apuntado la estudiante de Administración Financiera Lorena Castellano.
La oposición ha desvelado otro de los pasos para mantener la protesta en los próximos días: los 33 magistrados designados ayer por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional acudirán el próximo martes 25 de julio a la sede del Tribunal Supremo de Justicia para asumir sus cargos, según aseguró el juez principal, Miguel Ángel Martín, al canal de televisión Globovisión.
Los jueces en ejercicio del Tribunal Supremo han advertido que los nuevos magistrados podrían incurrir en un delito de "traición a la patria" y no han reconocido el nombramiento.