Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición denuncia la detención de un centenar de sus miembros durante el fin de semana

Alrededor de un centenar de miembros de Semayawi (Azul) han sido detenidos y, algunos golpeados, a lo largo del fin de semana, según ha denunciado hoy el partido opositor etíope. El Gobierno, en cambio, lo ha negado.
El líder de Semayawi, Yilekal Getachew, ha explicado que la mayoría de las detenciones se produjeron durante la manifestación que se celebró el pasado domingo en demanda de reformas políticas, a pesar de que no estaba autorizada.
El Gobierno rechazó la autorización argumentando que ese mismo recorrido ya había sido reservado para un grupo oficialista que quería manifestarse contra el extremismo religioso.
Interrogado por este asunto por la cadena británica BBC, el ministro de Comunicación, Shimeles Kemal, ha negado que el Gobierno haya ordenado llevar a cabo una redada contra la oposición.
Así, ha insistido en que el Ejecutivo no impidió que la manifestación se celebrara, sino que simplemente recomendó a los convocantes que retrasaran la fecha para que no coincidiera con la que ya estaba programada.
El pasado mes de junio, Semayawi convocó una multitudinaria manifestación en Addis Abeba para exigir la liberación de los periodistas y activistas encarcelados. Fue la mayor desde la ola de violencia de 2005, que dejó ciento de muertos.
El gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF) mantiene un estricto control sobre la vida pública. Hailemariam Desalegn ocupa el cargo de primer ministro desde 2012, cuando murió Meles Zenawi.