Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición denuncia una "oleada de represión" para "amordazar" a la disidencia ante la cumbre de la CELAC

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) ha denunciado este lunes que el Gobierno de Raúl Castro está llevando a cabo "una verdadera oleada de represión política contra pacíficos disidentes" con motivo de la celebración esta semana de la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en La Habana.
La organización opositora ha denunciado que, pese al "carácter cerrado del régimen", han podido constatar que "por lo menos 40 (personas) fueron detenidas arbitrariamente por la poderosa Policía secreta", principalmente entre el jueves y el domingo, "con el propósito de amordazar a las agrupaciones opositoras para que no pudieran levantar la voz durante la próxima conferencia cumbre de la CELAC".
Además, según el comunicado de la CCDHRN, además, otras "18 fueron víctimas de amenazas, advertencias y otras formas de hostigamiento y al menos cinco permanecen sometidas a arrestos domiciliarios extrajudiciales 'hasta que termine la cumbre'".
Entre las detenciones "más inquietantes", según esta organización, figuran las de José Daniel Ferrer y Yusmila Reina Ferrera, directivos de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quienes fueron "secuestrados" en una calle de La Habana el viernes y permanecieron en paradero desconocido durante 48 horas hasta que fueron puestos en libertad en Santiago de Cuba.
En todos los casos, "los representantes del Gobierno alegaron que tales medidas estaban encaminadas a impedir expresiones o reuniones que pudieran 'deslucir' la cumbre de la CELAC". La represión habría venido motivada por la intención de "dos decenas de activistas pro-democracia" de participar en dos pequeños "foros paralelos, a puertas cerradas" para analizar el cumplimiento por parte del régimen de "los principios y valores que sirven de fundamento a la CELAC".
Aunque, según la Comisión de Derechos Humanos, "la gran mayoría de los detenidos ya han sido liberados", puesto que el objetivo era "puramente intimidatorio, al igual que las amenazas", "a ninguno se le permitió comunicación inmediata con sus familiares".
Así las cosas, la CCDHRN ha hecho un llamamiento "al Gobierno de Cuba para que no prosiga con sus acciones represivas, absolutamente injustificadas, en los tres días que faltan para clausurar la cumbre de la CELAC o con posterioridad a ella".