Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición tilda de "ridícula" la actuación de Rodríguez en la OEA

El secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús 'Chúo' Torrealba, ha calificado de "ridícula" la intervención de la ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, en la sesión extraordinaria celebrada el jueves en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la situación en el país.
Rodríguez reaccionó a la visita que una delegación de la MUD hizo la semana pasada a la OEA para pedir a su secretario general, Luis Almagro, que valore la posibilidad de activar la Carta Democrática contra Venezuela por "alteración del orden constitucional".
La canciller calificó de "hecho grave" las "amenazas" contra Venezuela sobre la aplicación de la Carta Democrática e insistió en que se basan en "acusaciones falsas" enmarcadas en una supuesta campaña mediática contra el Gobierno.
"Dijo que en los últimos tiempos hemos importado comida suficiente para alimentar a tres países del mismo tamaño que Venezuela. Es ridículo, es ridiculísimo", ha dicho Torrealba, recordando que el país sufre una crisis de abastecimiento de productos básicos.
Torrealba ha atribuido la actuación de Rodríguez en la OEA --organización regional criticada por el Gobierno de Nicolás Maduro-- a la necesidad de defender su causa en foros que se escapan a su "zona de confort".
"Rodríguez fue a la OEA porque la presencia de la MUD en el mundo, denunciando lo que ocurre en Venezuela, la obligó a salir de su comodidad, que está amparada por Ernesto Samper" en la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), ha sostenido.
"TRAICIÓN A LA PATRIA"
La visita a la OEA podría acarrear problemas legales para los diputados de la MUD. El vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha amenazado con denunciarles por "traición a la patria".
"Estoy preparando una denuncia ante las autoridades nacionales contra estos ciudadanos que han ido fuera de nuestro país a difamar, a agredir, a pedir intervenciones, a pedir cartas democráticas. Eso es traición a la patria", ha avanzado.
Luis Florido, uno de estos diputados opositores, ya ha contestado. "Los diputados estamos haciendo uso de nuestras atribuciones constitucionales. Fuimos electos por el pueblo de Venezuela para defenderlo y es lo que hemos hecho en todas partes", ha defendido.
Florido ha rechazado "la olla roja que quieren montar desde el régimen". "Así que no nos van a amedrentar, seguiremos defendiendo la verdad de lo que sucede en Venezuela", ha afirmado, según informa 'El Nacional'.