Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La junta militar exige a los opositores que no transmitan sus mensajes por Facebook en directo

El jefe de la junta militar que gobierna Tailandia, el general Prayuth Chan Ocha, ha exigido este lunes a los opositores que no utilicen el servicio de transmisión en directo de la red social Facebook para trasladar sus mensajes por considerar que así incumplen la legislación, ha informado el diario 'The Nation'.
La advertencia del líder de la junta castrense llega horas antes de que Jatuporn Prompan, el líder del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura --el movimiento de los 'camisas rojas'--, de un discurso en directo por esta red social para manifestar su rechazo a la nueva Constitución promovida por las autoridades militares y que será sometida a referéndum en agosto.
El líder de los camisas rojas dará su discurso después de que el exviceprimer ministro Suthep Thaugsuban, presidente de la Fundación de la Gran Masa de Personas por la Reforma de Tailandia, utilizara Facebook para manifestar su respaldo a la nueva Carta Magna.
Las principales fuerzas políticas tailandesas han expresado su rechazo a la nueva Constitución por considerar que mantiene la influencia de los militares en la política y restringe las competencias del Parlamento. El Gobierno ha prohibido que se haga campaña política a favor y en contra del nuevo texto constitucional.
En mayo de 2014, el entonces jefe del Ejército, el general Prayuth, lideró un golpe de Estado que puso fin al Gobierno del partido Pheu Thai, la formación dirigida por la exprimera ministra Yingluck Shinawatra.
Desde el golpe de Estado, las autoridades castrenses han restringido las libertades políticas e individuales y han prometido que se recuperará la democracia una vez se apruebe la nueva Carta Magna, ideada, según sus palabras, para impedir una nueva "dictadura del Parlamento".