Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La jueza ordena practicar una "autopsia psicológica" a Nisman

La jueza Fabiana Palmaghini ha ordenado este miércoles que se practique una "autopsia psicológica" al fiscal Alberto Nisman, que, de acuerdo con las primeras pesquisas, fue asesinado mientras investigaba el atentado contra la AMIA.
Fuentes judiciales han explicado a la agencia de noticias Télam que la orden de Palmaghini obedece a una petición de la ex mujer de Nisman, la también jueza Sandra Arroyo, para reconstruir los últimos días de vida del fiscal del caso AMIA.
Las mismas fuentes han aclarado que la "autopsia psicológica", que consiste en recabar datos sobre el estilo de vida, las actividades y las relaciones personales de la víctima, se suele ordenar cuando la muerte tiene causa dudosa.
El cadáver de Nisman fue encontrado alrededor la noche del 18 de enero de 2014 en su casa, ubicada en el 13º piso de la torre Le Parc, en Buenos Aires. El fiscal estaba tendido en el baño y con un disparo encima de su oreja derecha.
Aunque en un principio se barajó la tesis del suicidio, tanto la familia como los investigadores lo habían descartado y ahora la Fiscalía apunta a un homicidio. El Gobierno, por su parte, señaló a un complot de la Secretaría de Inteligencia (SINA) para derrocar al 'kirchnerismo'.
La muerte de Nisman causó una gran conmoción porque se produjo una semana después de que el fiscal acusara a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a otros altos cargos de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado de la AMIA.
El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en la sede de Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.
A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.