Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una organización palestina denuncia la "ocupación" de viviendas en Jerusalén Este por parte de colonos

Una organización palestina ha denunciado este martes la "ocupación" de viviendas en el barrio de Silwan, ubicado en Jerusalén Este, por parte de colonos judíos, que han accedido a las mismas escoltados por la Policía tras la compra de los inmuebles por parte de una organización derechista.
Las siete residencias, adyacentes a la Ciudad Antigua, han sido compradas por Elad, que usa fondos facilitados por estadounidenses para comprar propiedades en los barrios árabes de Jerusalén, según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.
La organización ha comprado las viviendas a través de intermediarios palestinos que compraron las viviendas a familias locales a precios muy elevados. "Incluso si las casas han sido compradas a hurtadillas, se trata de una incautación ilegal de casas árabes por parte de Elad", ha dicho el centro de información de Wadi Hilweh.
Por su parte, la Policía israelí ha argumentado que "las casas fueron vendidas de forma legal a familias judías, que han sido escoltadas para evitar incidentes con los residentes árabes locales". Las protestas se han saldado con un agente herido y sin arrestos.
Se trata de la mayor compra de viviendas por parte de colonos en Silwan desde el inicio de este proceso en 1986, lo que eleva el número de inmuebles en manos de ciudadanos judíos a 26, según las autoridades israelíes. De esta forma, 500 judíos viven en el barrio, en el que residen cerca de 50.000 palestinos.
El jefe negociador palestino, Saeb Erekat, ha criticado que el Gobierno israelí es un gobierno "por los colonos y para los colonos", antes de denunciar la decisión como un intento de borrar la identidad palestina. "Cumple el objetivo de alterar el carácter de Jerusalén a través del aislamiento y confinamiento de la existencia palestina", ha remachado.