Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres del "niño del globo" se declararán culpables por el montaje

El globo lleno de helio sobrevuela el cielo. Foto:EFEtelecinco.es
El padre y la madre del niño de seis años que durante horas se creyó que estaba volando a la deriva en un globo, en un caso que alarmó a las autoridades y que resultó ser un montaje, se declararán culpables, indicó hoy su abogado David Lane.
El mes pasado, Richard Heene y su esposa Mayumi, dijeron a las autoridades en el Estado de Colorado que un gran globo lleno de helio que construían en su casa se había soltado y volaba libre, y que ellos no podían encontrar a su hijo Falcon.
 El globo con forma de platillo volante flotó a merced de los vientos, y las imágenes transmitidas por la televisión conmocionaron a millones de personas en todo el país que creyeron, al igual que las autoridades, que el niño estaba dentro del compartimento bajo el globo.
La persecución a lo largo de más de cien kilómetros obligó a suspender temporalmente las operaciones del aeropuerto internacional de Denver, la principal ciudad de Colorado. Finalmente, el globo perdió aire y cayó a tierra, sin que se encontrara ningún rastro del niño.
Falcon apareció horas después, sano y salvo en su casa. El pequeño declaró que había estado escondido en el altillo del garaje, asustado porque su padre lo habría regañado.
Las sospechas de que todo era un montaje comenzaron esa misma noche, cuando en una entrevista en la cadena CNN su padre le preguntó por qué no había contestado cuando lo llamaban y el niño replicó: "Ustedes dijeron que lo hacíamos por el show".
El abogado Lane, en una declaración escrita, indicó que Richard y Maymi Heene se declararán culpables a cambio de libertad vigilada.
Se espera que cuando mañana los dos concurran al Centro Judicial del Condado Larimer, Richard se declare culpable de intento de influir a un funcionario público, un delito grave, y Mayumi admita su culpabilidad por una alerta falsa a las autoridades, un delito menor.
Lane añadió que la posibilidad de que Mayumi Heene fuese condenada y deportada a Japón, de donde es ciudadana, fue un factor determinante para que la pareja decidiera aceptar un arreglo negociado con la fiscalía.