Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las palabras padre y madre desaparecen de los certificados de nacimiento británicos

Las parejas homosexuales podrán figrar en las partidas de nacimiento de sus hijos.telecinco.es
La nueva ley afectará a unos 200 nacimientos al año en Reino Unido. En estos certificados aparecerán parejas del mismo sexo como padres legales de un niño nacido a partir de un tratamiento de fertilidad o mediante un contrato con una madre de alquiler.
Algunos expertos en fertilidad y leyes han advertido de que la nueva norma puede llevar a falsificar certificados de nacimiento, según publica Daily Mail. En el caso de que dos mujeres aparezcan como padres de un niño, no quedará registrada quien es la madre biológica.
Baroness Deech, experta en fertilidad, ha asegurado que "al no aparecer el padre de un niño concebido de forma natural, la madre podría, sujetándose a esta norma, apartar al padre de la vida del niño". "Pone a las demandas de los adultos, por delante de los derechos de los niños", sentencia esta abogada de familia.
Los grupos homosexuales de presión han logrado que la norma haya salido adelante. Ben Summerskill, miembro de uno de estos colectivos, se ha mostrado "encantado con la ley que recoge la realidad de las familias formadas por gays y lesbianas, que ya no tienen que pasar por los duros procesos de adopción".
Con la nueva ley, dos hombres que tienen un hijo de una madre de alquiler pueden pedir a un tribunal que determine si están en condiciones de criar ellos solo al niño y figurar así como padres del pequeño. En este caso, en certificado original en el que figura la madre biológica, será reemplazado por otro en el que figuran los dos padres.
Los niños podrán reclamar su certificado original cunado cumplan la mayoría de edad. 
Los certificados de nacimientos fueron instaurados en 1830 cuando la reina Vitoria llegó al trono. EBP