Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los palestinos, a punto de poder forzar una votación sobre la retirada israelí en el Consejo de Seguridad

Un dirigente de la Autoridad Palestina, Nabil Shaath, ha asegurado que ya cuentan con el apoyo de siete de los nueve países del Consejo de Seguridad que se necesitan para forzar una votación del organismo. La intención es plantear una resolución que obligue a Israel a retirarse a las fronteras anteriores a 1967 para noviembre de 2016.
"Estamos en una fase de contactos dentro del Consejo de Seguridad para conseguir nueve o más votos", ha afirmado Shaath en declaraciones a la agencia de noticias palestina Maan.
Shaath ha señalado que Estados Unidos es el país que más se está oponiendo a que la votación salga adelante y no sólo amenaza con vetar esta resolución, sino que estaría presionando a los países miembro del Consejo de Seguridad para impedir que se plantee el voto al menos hasta que pasen las elecciones legislativas parciales estadounidenses de noviembre.
Ayer mismo, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Mijail Bogdanov, manifestó el apoyo de Rusia a esta iniciativa palestina. Para Bogdanov, "la causa palestina es justa". "El pueblo tiene derecho a la autodeterminación, a crear su propio Estado", añadió en rueda de prensa.
El pasado 1 de octubre el presidente palestino, Mahmud Abbas, anunció la presentación del proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad. El texto pide la "retirada completa" de Israel de "todos los territorios palestinos ocupados desde 1967, incluido Jerusalén Este, (...) antes de que concluya noviembre de 2016".
Además, la Autoridad Palestina ha advertido de que si no se aprueba esta resolución, solicitarán su adhesión al Estatuto de Roma, por lo que el Tribunal Penal Internacional tendría jurisdicción para investigar y juzgar actos cometidos en Cisjordania y Gaza, lo que probablemente derivaría en un juicio por crímenes de guerra contra Israel.
En 2012 la Asamblea General de la ONU aprobó elevar el estatus de Palestina de "entidad observadora" a "estado observador no miembro" y respaldó el derecho de autodeterminación del pueblo palestino. Hasta el momento, Palestina ha sido reconocido por 134 países miembros de la ONU.