Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los parlamentarios del PDL acuerdan dimitir en bloque si Berlusconi es expulsado del Senado

Los miembros del partido Pueblo de la Libertad (PDL), liderado por el ex primer ministro Silvio Berlusconi, han acordado este miércoles que si finalmente 'Il Cavaliere' es expulsado del Senado en la votación del 4 de octubre, los parlamentarios de la formación dimitirán en bloque.
La decisión de volver a la línea dura ha sido adoptada durante la reunión de los senadores y diputados del partido en la sede de la Cámara de los Diputados, en la que ha participado Berlusconi. El secretario general del PDL, Renato Schefani, ha solicitado a los parlamentarios que opinasen sobre la dimisión en bloque, que se produciría siempre y cuando Berlusconi sea expulsado como senador.
Los parlamentarios habrían decidido de manera unánime dejar la decisión en mano de los dos presidentes del PDL en el Congreso y en el Senado, Renato Schifani y Renato Brunetta, un regreso a la línea adoptada en anteriores ocasiones, en la que el PDL aseguró que rompería el pacto de Gobierno si se aplicaba la ley Severino, que prohíbe la elegibilidad de los políticos que tengan antecedentes penales.
Posteriormente, ha obtenido el turno de palabra Berlusconi, que ha denunciado que "está en curso una operación subversiva que pretende alterar el Estado de Derecho por parte de la magistratura democrática", según ha informado el diario italiano 'Il Corriere della Sera'.
"Ser expulsado de la historia por una acusación así de injusta y difamatoria no me ha dejado dormir durante 55 días", ha asegurado. "Esta mañana me he pesado y he descubierto que he perdido 11 kilos: uno por cada año de condena, cuatro por el 'caso Mediaset' y otro por el proceso Ruby'", ha afirmado.
En su discurso Berlusconi también ha hablado de su socio de Gobierno, el Partido Democrático (PD) del primer ministro Enrico Letta y de las formaciones de izquierdas del país. "La izquierda se regocija porque piensa que se ha abierto el camino hacia el poder habiéndome condenado. Desde el año 94 hasta hoy no he cambiado, he sido siempre el mismo", ha afirmado.
Según los medios italianos esta vuelta a la 'línea dura' se habría precipitado por el estado de ánimo de Berlusconi, que habría asegurado a los suyos durante la reunión que estaba seguro de que finalmente le arrestarían.