Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres grupos parlamentarios amenazan a Letta con retirar su apoyo si no les consulta sobre la reforma electoral

Tres agrupaciones parlamentarias que ayudan a sostener la mayoría del Gobierno liderado por el primer ministro italiano, Enrico Letta -- Nuevo Centroderecha, Scelta Civica y Por Italia--, han amenazado este viernes al mandatario con retirar su apoyo si no se les tiene en cuenta en la toma de decisiones sobre la futura reforma electoral.
La reforma electoral y del sistema parlamentario es una de las principales promesas de Letta de cara a 2014. El actual modelo hace muy complicado que un partido político obtenga una mayoría en el Parlamento, por lo que las formaciones se ven obligadas a establecer coaliciones de gobierno.
El mandatario italiano tiene previsto reunirse el fin de semana con el líder del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, y el ex primer ministro y líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi. Un encuentro que ha sido criticado por los grupos parlamentarios pequeños, según ha informado el diario 'La Repubblica'.
Por ello, han enviado un comunicado conjunto en el que advierten que para llevar a cabo las reformas y la ley electoral es necesario un acuerdo entre los partidos de la mayoría, por lo que han advertido a Letta de que, de no ser así, "el Gobierno corre peligro".
PIDEN UNA REUNIÓN "URGENTE"
El comunicado subraya que tras los encuentros que Letta tiene previsto mantener con las principales fuerzas políticas, los grupos parlamentarios consideran "urgente" la celebración de un "encuentro de mayoría para evitar que el sutil equilibro por el que se mantiene el Gobierno" genere una crisis de Gobierno.
Los partidos firmantes del comunicado son Nuevo Centroderecha, la agrupación liderada por el viceprimer ministtro, Angelino Alfano; el movimiento del exprimer ministro Mario Monti, Scelta Civica, y la nueva formación Por Italia, surgida el pasado mes de diciembre tras una escisión del partido de Monti.
Además, las tres agrupaciones han hecho hincapié en los tres objetivos principales que debe perseguir la reforma de la ley electoral. Así, exigen que se "supere el bicameralismo igualitario", la redacción de una normativa que garantice "la representación de las culturas políticas, la gobernabilidad y la estabilidad de los Ejecutivos", también a través de "un modelo de segunda vuelta", y por último, una reducción significativa del número de parlamentarios.
LETTA, DECIDIDO A ACOMETER LA REFORMA
Pese a las críticas que ha recibido el primer ministro en torno a la reforma electoral, en especial por parte del nuevo líder de su partido, Matteo Renzi, el mandatario se ha mostrado decidido a aprobar la reforma. "Muchos intentan frenarla, pero yo no abandono", ha asegurado a través de la red social Twitter. "Me han elegido para esto", ha advertido Letta.
Por su parte, Renzi criticó ayer ante la directiva nacional del Partido Democrático el trabajo realizado por el Ejecutivo italiano en los últimos meses, en especial la falta de acción ante las reformas que según él se deben realizar. "O se decide a hacerlas, o nos culparán del fracaso", advirtió el líder del PD y alcalde de Florencia.