Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidarios de Qadri marcharán hacia el Parlamento para forzar la dimisión de Sharif

El líder de Pakistan Awami Tehreek (PAT), el religioso Tahir ul Qadri, ha anunciado este martes que sus partidarios marcharán hacia el Parlamento paquistaní en el marco de su campaña de protesta contra el Gobierno del primer ministro Nawaz Sharif, cuya dimisión reclaman.
Qadri se ha dirigido a los miles de partidarios que desde el viernes permanecen concentrados en una sentada en la capital para preguntarles si quieren llevar su protesta ante la Asamblea Nacional. "¿Queréis llevar vuestra sentada pacífica ante la sede del Parlamento?", les ha preguntado, a lo que sus partidarios han respondido con un rotundo "sí", según los medios locales.
Así las cosas, ha indicado que la marcha se dirigirá hacia el Parlamento, en el centro de Islamabad, una vez reciba las autorizaciones pertinentes, y ha pedido a sus partidarios que mantengan el carácter pacífico de la protesta.
"Nadie debe avanzar hacia la 'zona roja' antes de que yo lo anuncie", ha prevenido el religioso, en referencia al centro de Islamabad donde se encuentran los principales edificios oficiales y que las autoridades han blindado con la presencia de numerosos efectivos de la Policía y el Ejército. "Prometido, nada de violencia", ha conminado, pidiendo igualmente a las fuerzas del orden que eviten un "baño de sangre".
El religioso ha vuelto a pedir la dimisión de Sharif y de su hermano, Shahbaz, quien es ministro principal de la provincia de Punjab, a los que acusa de la muerte de catorce miembros del PAT en Lahore.
Según informa el diario 'Dawn', Qadri ha arengado a sus miles de partidarios, preguntándoles si quieren que los hermanos Sharif "rindan cuentas" y "sean detenidos". "¿Queréis que acabe el terrorismo o no? ¿Queréis que los extremistas y terroristas permanezcan en nuestro país?", les ha preguntado.