Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Lo peor de 'Irene' ya ha pasado"

El huracán 'Irene' barre la costa este de EEUU. Vídeo: Atlas.telecinco.es
La secretaria del Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, ha afirmado que lo peor del huracán 'Irene', ahora transformado en tormenta tropical, ya ha pasado para la mayor parte de la Costa Este estadounidense, incluidas las ciudades de Nueva York y Nueva Jersey. Ahora la tormenta se dirige a Nueva Inglaterra y el este de Canadá después de que se haya cobrado ya once víctimas en varios estados. Tres millones de personas sufren cortes en el suministro eléctrico en toda la costa Este y las autoridades han cerrado cinco aeropuertos en Nueva York, que se prepara para lo que se prevé como "el peor huracán en 20 años". Ya hay miles de vuelos cancelados, entre los que se encuentran todos los que salían desde los aeropuertos españoles. Además, la ciudad ha emitido una alerta por tornados con especial atención a los distritos de Brooklyn y Queens.
Napolitano ha explicado que los preparativos y precauciones adoptadas han permitido reducir drásticamente los daños personales y materiales pero ha advertido de que la subida de los niveles de los ríos sigue suponiendo un riesgo para la población.

Las autoridades han comenzado ya a evaluar los daños en propiedades privadas e infraestructuras en el estado de Carolina del Norte, uno de los más afectados, y pronto comenzarán a hacerlo en otras regiones.
El huracán 'Irene' ha tocado tierra por segunda vez en la ensenada de Little Egg (Nueva Jersey) con vientos máximos de 120 kilómetros por hora, según informa el Centro Meteorológico Nacional de Estados Unidos, y se acerca a Nueva York, que ya sufre las primeras tormentas.
Tres millones de personas se han quedado sin suministro eléctrico en la costa este del país y las víctimas mortales ascienden a once.
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha instado a los ciudadanos a que se refugien ante la inminente llegada del huracán 'Irene' a la localidad estadounidense. "La tormenta está golpeando finalmente a Nueva York", ha sostenido Bloomberg, por lo que "el tiempo para la evacuación ha terminado y todo el mundo debe permanecer resguardado".

No obstante, Bloomberg ha subrayado que Nueva York "ha tomado pasos exhaustivos para prepararla para cualquier cosa que se avecine". La ciudad se encuentra paralizada, con el transporte público cerrado y las calles vacías, y se han establecido varios albergues para acoger a los evacuados de varias distritos.

El Servicio Meteorológico Nacional ha alertado este domingo de la posible formación de tornados en el litoral atlántico situado entre los estados de Maine y Carolina del Norte, donde, precisamente se encuentra Nueva York y el estado de Delaware.

Este lugar ha sido objeto del primer tornado reconocido durante el huracán 'Irene' y ha dañado al menos 17 viviendas de la localidad de Lewes sin que, por el momento, se hayan tenido que lamentar pérdidas humanas, según ha afirmado el gobernador de Delaware, Jack Markell, a la cadena estadounidense CNN. Los tornados son un fenómeno natural cuando se registran huracanes de este tipo.

La mayoría de los fallecidos murió por caídas de ramas de árboles o accidentes de tráfico en los estados de Virginia y Carolina del Norte. Otra víctima ha sido un surfista en Florida que ha fallecido a causa de las grandes olas.
El huracán ha reducido su fuerza hasta la categoría 1, la más débil de las cinco según la escala de medición Saffir-Simpson, según informa el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en su última estimación.
Se estima que unas 670.000 personas se encuentran sin suministro eléctrico solo en Carolina del Norte.
El presidente estadounidense, Barack Obama, amplió este sábado el estado de emergencia a causa del huracán a los estados de Virginia y Massachussetts, localizados en la costa noreste del país.
Las autoridades aeroportuarias estadounidenses confirmaron este sábado el cierre de cinco aeropuertos de Nueva York (los internacionales JFK, Newark Liberty y Stewart, así como LaGuardia y Teterboro) y, por ende, la cancelación de todas los vuelos entrantes, tanto internacionales como nacionales, a partir del mediodía de este sábado hora local (18.00 horas en la España peninsular).
Por su parte, el alcalde de Washington, Vincent Gray, declaró el estado de emergencia a tenor de las previsiones meteorológicas que apuntan a que 'Irene' también llegará a la capital estadounidense en las próximas horas, según ha escrito en su perfil de Twitter.

"El huracán más importante en 20 años"
El subdirector del Centro Nacional de Huracanes, Ed Rappaport, ha alertado en la cadena norteamericana CNN de que, por el tamaño y la fuerza del huracán, 'Irene' será "el evento más importante, quizás, en 20 años desde un sistema tropical", ya que su desplazamiento lo realizará muy próximo a la orilla de la costa, algo anómalo en este tipo de tormentas tropicales.

Como consecuencia, ha esgrimido Rappaport, "estos fenómenos meteorológicos, que siempre (...) son peores en el este, se desarrollarán esta vez muy cerca de las áreas metropolitanas". Asimismo, ha aseverado que 'Irene' azotará el sur de Nueva Inglaterra, en el norte del país.

Dicha área y la costa este estadounidense serán objeto de "fuertes vientos y olas altas cerca del epicentro de la tormenta".
Vuelos suspendidos desde España
'Irene' ha provocado este sábado la cancelación de todos los vuelos hacia Nueva York en tres aeropuertos españoles, han informado a Europa Press fuentes de Aena.
Así, en el madrileño aeropuerto de Barajas se han cancelado en total tres vuelos de los seis programados para este sábado. A lo largo de este sábado, podría haber modificaciones en los otros tres vuelos previstos para Nueva York.

Por su parte, en el aeropuerto de El Prat en Barcelona se han cancelado cuatro vuelos. Las aerolíneas están recolocando a los pasajeros a partir del lunes, ya que este domingo todavía durará la alerta.

En este aeropuerto se mantiene el vuelo a Miami, que no se ve afectada por el huracán, al contrario que otras ciudades más al noreste como Nueva York --que ha cerrado sus aeropuertos-- y Washington, ambas en estado de emergencia.

Por su parte, en el aeropuerto de Valencia se ha cancelado el único vuelo programado para Nueva York.

Aena ha recordado a los pasajeros que tengan previsto viajar estos días a la ciudad estadounidense que consulten previamente a su compañía aérea.


Por otra parte, este sábado, diversas aerolíneas norteamericanas han anunciado la suspensión de gran parte de sus vuelos a Nueva York y a algunos puntos de la costa este debido al huracán. Las compañías United y Contintental Airlines han cancelado 2.300 vuelos programados para el sábado y el domingo, de acuerdo con el comunicado conjunto que han emitido ambas compañías.

Delta Airlines ha suspendido cerca de 1.300 vuelos hasta el lunes, según ha confirmado su portavoz, Anthony Black. American Airlines también ha hecho lo mismo en el área de Washington, según ha afirmado su portavoz, Ed Martelle este viernes, cuando ya suspendieron 32 vuelos. Su homólogo de la aerolínea JetBlue, Mateo Lleras, ha anunciado la cancelación de 900 vuelos en el noreste del país, la mayoría de ellos estaban programados para el domingo y el lunes. Otras aerolíneas como AirTran y Southwest, de carácter nacional y regional, también han suspendido gran parte de sus vuelos.

Después de que decretara el alcalde de Washington, Vincent Gray, el estado de emergencia, la alerta por 'Irene' también se ha desplazado a las instancias aeroportuarias de la capital estadounidense. US Airways ha informado de que está planeando "cancelaciones significativas" de aquellos vuelos que circulen por el área metropolitana de Washington a partir del sábado, así como por otras áreas de la costa este.

Por su parte, el aeropuerto internacional de Baltimore/Washington está "controlando la terminal y el drenaje de la pista, revisando los generadores y asegurando cualquier equipamiento que pueda volarse debido a los fuertes vientos", según ha apuntado su director ejecutivo, Paul Wiedefeld. Cancelaciones masivas en EEUU
Las autoridades estadounidenses han anunciado también la cancelación de los servicios ferroviarios de la parte de la costa este que pueda verse afectada por el huracán, así como todos aquellos trayectos que conecten con las ciudades de Washington y Nueva York.