Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 250.000 civiles permanecen retenidos por Estado Islámico en la provincia iraquí de Anbar

Las autoridades de la provincia de Anbar, en el oeste del país, han alertado este lunes de que al menos 250.000 civiles permanecen retenidos por milicianos del grupo terrorista Estado Islámico en varios enclaves en el país.
Farhan al Dulaimi, miembro del consejo provincial de Anbar, ha indicado que aún existe un gran número de civiles atrapados en las localidades de Rawa, Qaim y Annah, en el oeste de Anbar, según ha informado el portal de noticias Iraqi News.
"Algunas familias han logrado huir y han podido alcanzar a las fuerzas de seguridad. Sin embargo, la gran mayoría de los residentes de esas zonas se encuentran retenidos y son utilizados como escudos humanos", ha aseverado Dulaimi.
"Están esperando a que se lleven a cabo las ofensivas necesarias que supongan su puesta en libertad", ha añadido. Las tres localidades se encuentran a pocos kilómetros de la frontera con Siria, una zona que se encuentra bajo el control de los milicianos desde que se autoproclamó el califato en 2014.
El Ejército de Irak, que ha expulsado a Estado Islámico de Mosul, su mayor bastión en el país, tendrá que poner en marcha una nueva campaña para recuperar los enclaves de los terroristas en la provincia de Anbar.
La coalición liderada por Estados Unidos en la zona, junto a las fuerzas iraquíes, ha llevado a cabo una serie de ataques en Anbar, que se han saldado con decenas de milicianos muertos.
ÚLTIMOS ATAQUES
Por otra parte, un militar ha muerto este lunes por la explosión de un artefacto explosivo improvisado en el oeste de Anbar, según ha informado el Ejército.
"Una bomba situada en la zona de manera previa por Estado Islámico ha explotado y ha matado al capitán Maani al Saadoun, de la séptima división", han señalado las Fuerzas Armadas de Irak.
El domingo, dos agentes de Policía murieron y otro resultó herido por una explosión en la región de Al Halabsa, próxima a la entrada occidental de la ciudad de Faluya.
Más de 700 iraquíes han muerto o han resultado heridos durante el mes de junio en el marco de los enfrentamientos armados en diversos puntos del país, según datos de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Irak (UNAMI).