Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres personas atacan a un hombre para chuparle la sangre

Dos personas comparecieron ante un juzgado de Wellington, en Nueva Zelanda, acusadas de atacar y herir a un hombre para chuparle la sangre. Un tercero, que participó en la agresión no se presentó a la citación y el juez emitió una orden de arresto en su contra. La víctima fue mordida en el cuello en una calle oscura de la ciudad y posteriormente abandonada en estado de inconsciencia.
Phillip James Brooks, de 22 años y Xenia Borichevsky Gregoriana, de 19, se abalanzaron en la noche del 20 de febrero sobre un hombre con la intención de chuparle la sangre, según publica el '. 'Telegraph
El juez, tras escuchar sus declaraciones, los dejó en libertad bajo fianza, aunque podrían ser condenados a 14 años de prisión por sus actos. Brooks, admitió a los medios que aquella noche bebió sangre, pero que "ese no era él".
En ese sentido, explicó que el vivía una vida normal, salía durante el día. "¿Me ve como un vampiro?". "Beber sangre no está en mi agenda", aseguró a un periódico local.
El Doctor Marc Wilson, catedrático de psicología en la Universidad Victoria de Wellington, que se especializa en el estudio de los fenómenos paranormales, afirmó que beber sangre humana era "increíblemente inusual".
El experto dijo que los dientes humanos no han sido diseñados para romper la piel y chupar la sangre. "Usted podía hacerlo, pero tendría que desearlo realmente."