Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 40 personas mueren en enfrentamientos en el sur de Sudán

Dos niñas cruzan una tierra reseca en un campo de refugiados, el cual está ocupado por 120.000 personas que han salido de villas aledañas, luego de los enfrentamientos entre el SLA (Ejército de Liberación de Sudán), fuerzas del gobierno y la milicia Janjaweed, en Gereida (Sudán). EFE/Archivotelecinco.es
Al menos 40 personas han muerto en los enfrentamientos que estallaron el viernes pasado en la región autónoma del sur de Sudán entre fuerzas de seguridad regionales y una milicia tribal, informaron hoy las autoridades locales.
El ministro de Información de la provincia Altos del Nilo, Toun Moum, explicó en un comunicado que entre las víctimas hay miembros del "Ejercito Popular de Liberación de Sudán" (EPLS), que protegían 27 botes cargados con ayuda humanitaria, que navegaban por el río Al Subat con destino a la localidad de Akubu.
"También entre las víctimas mortales figuran mujeres y niños que viajaban en las embarcaciones, y que resultaron muertos a tiros o ahogados al lanzarse al río", indicó Moum.
El ministro apuntó que el ataque comenzó después de que milicianos pertenecientes a la tribu Al Nuer inspeccionasen uno de los botes, al sospechar que transportaba armas y munición al clan rival de Lau Nuer.
Los atacantes no encontraron más que alimentos y dispararon cuando las otras embarcaciones continuaron el viaje, afirmó Moum.
Esta versión se contradice con lo afirmado anteriormente por el director de la oficina del Gobierno de la provincia Altos del Nilo, Rik Riko, quien afirmó que los choques se originaron cuando milicias del "Ejército Blanco", pertenecientes a la tribu Al Nuer, atacaron una caravana de ayuda humanitaria de la ONU.
Riko agregó que el convoy, protegido por fuerzas de seguridad progubernamentales, había salido de la ciudad de Malkal, capital de la provincia y fue atacado en la región de Al Naser.
Riko puntualizó que el ataque se produjo después de que miembros de la tribu Al Nuer extendieran el rumor de que en la caravana de la ONU había armamento y municiones, por lo que interceptaron los vehículos y requisaron varias armas.
Tras este incidente intervinieron las fuerzas del EPLS lo que degeneró en los incidentes.