Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pescadores de Cucao cesan las protestas por la gestión del Gobierno chileno de la marea roja

Los pescadores de la comuna de Cucao, en la región del Chiloé, han cesado las manifestaciones en torno a la gestión de la marea roja que afecta a las costas tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno chileno, mientras que el resto de comunidades pesqueras continúan con sus negociaciones, aunque cada vez existen más acercamientos entre ambas partes.
El alcalde de la comuna, Pedro Oyarzún, ha confirmado el cese de las protestas de este colectivo en concreto, después de que el Ejecutivo aceptara los nueve puntos que exigían para deponer las movilizaciones.
"Al principio negociaron en conjunto con los otros sindicatos, pero decidieron separarse porque vieron que habían demandas que eran mucho más amplias a lo que ellos requerían", ha explicado Oyarzún al diario digital 'El Mercurio'.
Por su parte, el líder de los pescadores artesanales de la bahía, Álvaro Cuyul, ha descartado que aceptando deponer las protestas se hayan desmarcado de la movilización general, y han apuntado que la necesidad está detrás de esta decisión.
"Mantenemos las mismas exigencias, sobre todo la exigencia de un estudio de impacto ambiental por la contaminación que se ha generado, pero nosotros éramos los más complicados", ha indicado Cuyul. "Nosotros teníamos que presentar la voluntad de ceder, porque vivimos a 40 kilómetros del pueblo, nuestra gente se estaba enfermando, ya no teníamos combustible y no podíamos seguir así", ha apostillado.
CONSULTA CON LAS BASES
Por su parte, los colectivos de otras localidades del Chiloé se han reunido de nuevo con el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, reunión en la que se ha registrado algún acercamiento entre las partes. No obstante, desde el sector han indicado que no se confirmará nada hasta que no se consulte con las bases.
"Esta decisión la vamos a dar a conocer mañana", ha confirmado el dirigente Sergio Moya, sin dar detalles de la propuesta que Céspedes les ha ofrecido y que deberán discutir con sus compañeros de profesión.
CONFLICTO POSMAREA
Los pescadores iniciaron a principios de mes una protesta para criticar la respuesta del Gobierno a la marea roja que ha obligado a detener su producción y que está afectando seriamente las costas chilenas.
Tras una compensación inicial ofrecida por el Ejecutivo de 100.000 pesos chilenos (unos 132 euros), los pescadores de Los Lagos salieron a la calle a protestar, exigiendo que esta cantidad fuera, al menos, cuatro veces mayor.
El Gobierno ofreció triplicar la indemnización hasta los 300.000 pesos chilenos (cerca de 390 euros) durante los siguientes dos meses, si bien luego sería reducido, lo que fue aceptado por los representantes de los pescadores, aunque el acuerdo fue posteriormente rechazado por las bases.