Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una pequeña unidad de peshmerga combatirá con armamento pesado contra el Estado Islámico en Kobani

Una pequeña unidad de combatientes del Kurdistán iraquí (peshmerga) desplegará armamento pesado para luchar contra los milicianos del Estado Islámico en la ciudad siria de Kobani, situada en la frontera con Turquía, según ha informado una fuente del Gobierno regional kurdo a la cadena de televisión local Rudaw.
La entrega de armamento pesado para los peshmerga ha sido posible gracias a un acuerdo alcanzado tras varias semanas de negociaciones secretas entre representantes de los Gobiernos de Turquía, Estados Unidos, Siria y la región autónoma iraquí.
Fuad Husein, el jefe de Gabinete del presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, ha explicado que "dentro de pocos días" llegará un "pequeño grupo" de peshmerga a Kobani para combatir contra los milicianos de negro.
"Son armas peshmerga solicitadas específicamente por el Partido de la Unión Democrática (PYD)", ha dicho, en referencia a la rama política del grupo de milicianos kurdos que están combatiendo contra Estado Islámico en la ciudad fronteriza con Turquía.
LOS PESHMERGAS DARÁN COBERTURA
"Los peshmerga no se van a unir al PYD", ha aclarado. "No darán armamento pesado a nadie. Lo tendrán ellos y lo traerán de vuelta. Sólo están allí para apoyar y dar cobertura a los combatientes de Kobani", ha explicado.
Los milicianos kurdos que conforman las denominadas Unidades de Protección Popular (YPG) llevan más de un mes combatiendo contra Estado Islámico, a pesar de que el grupo terrorista tiene una clara superioridad en fuerzas y armamento.
Los milicianos del ISIS poseen armamento de última generación estadounidense y europeo, incluidos carros de combate, vehículos blindados Humvee y armamento ligero y pesado robado a las Fuerzas Armadas iraquíes y sirias, mientras los kurdos se defiende principalmente con fusiles de asalto Kalashnikov.
La unidad de peshmerga desplegará el armamento pesado para emplearlo contra las posiciones del Estado Islámico con el objetivo de contrarrestar su superioridad ofensiva.
"En nuestra discusión con los kurdos de Siria sobre el tipo de fuerza que necesitaba, las PYD nos dijeron que no necesitan combatientes sino armamento", ha contado Husein. "Como resultado, hemos alcanzado un acuerdo con Turquía y Estados Unidos para enviar una pequeña unidad de peshmerga con algunas armas pesadas para que puedan dar cobertura a los kurdos sirios", ha asegurado.
Además de la campaña de ataques aéreos, esta será la segunda ocasión en que los kurdos sirios que combaten en Kobani reciben apoyo del exterior, después de que Estados Unidos haya lanzado este lunes vía aérea armamento para las fuerzas acorraladas por el Estado Islámico.