Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mitad de la población de RCA se enfrenta al hambre por la inseguridad

El PMA advierte de que la población ya "no tiene nada" y defiende la necesidad de ayudar a los más vulnerables
La mitad de la población de la República Centroafricana (RCE), es decir, cerca de 2,5 millones de personas, se enfrentan al hambre, según ha revelado un Análisis de Seguridad Alimentaria de Emergencia realizado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), una cifra que duplica el número de personas que padecían hambre hace un año.
El PMA ha atribuido esta situación al conflicto del que aún está saliendo el país, que celebró elecciones el pasado diciembre, y la inseguridad que sigue imperando y que limita el acceso y disponibilidad de los alimentos.
"Estos tres años de crisis han golpeado duramente a la población de República Centroafricana", ha subrayado el director adjunto del PMA en el país, Guy Adoua. "Las familias se han visto a menudo obligadas a vender sus posesiones, sacar a sus hijos de la escuela, e incluso han tenido que recurrir a la mendicidad, han llegado a su límite. Esta no es una emergencia normal y corriente. La gente no tiene nada", ha advertido.
Según el análisis, uno de cada seis mujeres, hombres y niños sufren inseguridad alimentaria fuerte o extrema, mientras que más de una de cada tres personas sufren inseguridad alimentaria moderada, es decir, no saben de dónde provendrá su próxima comida.
Adoua ha reconocido que el PMA "está extremadamente preocupado por estos niveles tan alarmantes de hambre". "Estas personas no solo no tienen alimentos suficientes, sino que además se ven obligadas a consumir alimentos de bajo coste y escasos nutrientes que no cubren sus necesidades nutricionales", ha explicado.
El informe muestra que las cosechas de 2014-2015 fueron pobres y que los precios de los alimentos siguen altos ya que los agricultores no se han ocupado de sus tierras debido a la inseguridad, y cientos de miles de personas se han visto obligados a huir de sus casas y abandonar su tierra y sus medios de vida.
Durante el pasado septiembre, cuando se recogieron los datos para el estudio, se produjeron nuevos brotes de violencia que provocó más desplazamientos cuando la población estaba empezando a volver poco a poco a sus hogares. Actualmente, cerca de un millón de personas aún están desplazadas dentro de RCA o buscan refugio en los países vecinos, según la agencia de la ONU.
RECOMENDACIONES
En este sentido, el informe recomienda que se proporcione asistencia alimentaria de emergencia continua para las familias desplazadas y las que han retornado, así como alimentos y asistencia técnica para los agricultores con el fin de que se recuperen.
Asimismo, propone crear redes de seguridad mediante programas como el de comidas escolares, y dar apoyo a la rehabilitación de infraestructuras mediante actividades de alimentos por activos.
El PMA ya está proporcionando apoyo alimentario y nutricional de emergencia a los más vulnerables y desempeña un papel fundamental en los esfuerzos de recuperación.
AYUDAR A LOS MÁS VULNERABLES
"Debemos ayudar a aquellos que son más vulnerables, que necesitan asistencia alimentaria de emergencia para sobrevivir, pero además debemos centrarnos en toda la población de República Centroafricana para que pueda recuperarse", ha sostenido Adoua.
En diciembre de 2015, el PMA proporcionó alimentos a cerca de 400.000 personas mediante distribuciones generales de alimentos, transferencias de efectivo, apoyo nutricional y comidas escolares, y actividades de alimentos por activos.
El programa de la ONU necesita 41 millones de dólares para poder responder antes del final de junio a las necesidades urgentes en RCA y los países vecinos que acogen a refugiados de este país, pero a día de hoy, esta operación solo está financiada en un 45 por ciento, ha lamentado el PMA.