Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El policía que agredió mortalmente a un hombre en el G-20 no será procesado

El quiosquero Ian Tomlinson murió el 1 de abril de 2009 cerca de una manifestación -en la que no participaba-, al sufrir un colapso tras ser golpeado por un agente durante la cumbre del G-20 en Londres. Un vídeo muestra los golpes que le propinó un policía británico que no será procesado, según informó la Fiscalía.
Después de una profunda investigación del caso, la Fiscalía del Estado británico (CPS, siglas en inglés) ha llegado a la conclusión de que "no hay una perspectiva realista" de que el agente -cuya identidad no ha sido facilitada- llegue a ser condenado.

La decisión se tomó después de que se llevase a cabo una investigación independiente de las manifestaciones que tuvieron lugar en la City de Londres (centro financiero) el 1 de abril de 2009, un día antes de la cumbre del G-20.
El director de procesamientos de la Fiscalía, Keir Starmer, explicó este jueves que hay un desacuerdo "fundamental" entre los expertos médicos sobre lo que causó la muerte de Tomlinson.
El agente que fue interrogado fue suspendido en relación con el suceso. "A la luz de este desacuerdo fundamental entre los expertos sobre la causa de la muerte de Tomlinson, la CPS empezó un estudio detallado y cuidadoso de todas las pruebas médicas y celebró una serie de reuniones con expertos a fin de resolver las áreas en las que había desacuerdo", agregó Starmer.
La familia de Tomlinson criticó a la fiscalía por haber tardado tanto tiempo -un año- en tomar una decisión. El abogado de la familia Tomlinson, Jules Carey, calificó de "vergonzoso" que nadie sea procesado y afirmó que estudian si pueden recurrir esta decisión.
El hijo del fallecido, Paul, dijo que la familia está "aturdida" de conocer la decisión y criticó que la fiscalía se tomase tanto tiempo en llegar a una conclusión. Las dos autopsias efectuadas han aportado conclusiones diferentes sobre la causa de la muerte de Tomlinson.
Un primer patólogo concluyó que el quiosquero falleció de un ataque cardíaco, mientras que un segundo facultativo apuntó a una hemorragia abdominal.
Tomlinson, cuyo incidente fue captado por una cámara de vídeo de un aficionado, murió víspera de la reunión que el G-20 celebró para acordar medidas contra la crisis económica mundial.