Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía mexicana detiene a cinco personas por el ataque contra el casino de Monterrey

En el incendio provocado con gasolina en el Casino Royale de Monterrey murieron 52 personas. Este lunes la policía mexicana ha detenido a cinco personas sospechosas de haber participado en el atentado. FOTO REuterstelecinco.es
La policía mexicana ha detenido a cinco hombres por su presunta participación en el ataque contra el casino Royale de la ciudad de Monterrey. Los arrestados han confesado ser miembros del cártel de 'Los Zetas', grupo criminal que se dedica al narcotráfico. En el incendio del pasado jueves murieron 52 personas y el móvil del atentado pudo ser el incumplimiento de un cobro o extorsión", según informó Rodrigo Medina, gobernador del estado de Nuevo León.
La policía detuvo este domingo a un joven de 18 años que conducía un coche robado en un municipio cercano a Monterrey.  Después de una comprobación, el vehículo resultó estar relacionado con el ataque al casino.   Este primer detenido llevó a la captura de los otros cuatro personas, que estarían implicados en el incendio.
Los detenidos confesaron su participación en el atentado contra el casino que dejó un saldo de 52 muertos, entre ellos 35 mujeres, según el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, quien rehusó dar más detalles, porque que la investigación está en marcha.
No podemos dar muchos datos, estamos en momentos claves. Sean comprensivos", ha dicho a la prensa en la sede de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

El político, sin embargo, explicó que el atentado "no iba dirigido a las personas en primera instancia sino al casino", pero cuando los autores del incendio llegaron al lugar se les pudo haber salido de control,  porque estaban drogados". 
"El incumplimiento de un cobro o extorsión" a los dueños del casino, fue -según el gobernador- el móvil del ataque.
El político mexicano, afimró que las autoridades judiciales cuentan con pruebas científicas que permiten asegurar que estas personas están implicadas en el crimen.
 El pasado jueves, un grupo de hombres armados irrumpió en el Casino Royale de Monterrey, roció con gasolina sus instalaciones y las prendió fuego. Al menos 52 personas murieron y diez resultaron heridas, según el último balance de víctimas.