Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

26 policías heridos y 42 detenidos en los disturbios en Tottenham

Fuegos y pillaje tras lo que comenzó siendo una noche de vigilía y de protesta. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Veintiseis agentes de Policía y diez manifestantes heridos en la noche del sábado el Tottenham, al norte de Londres, durante los disturbios derivados de las protestas por la muerte de un joven este jueves a causa de los disparos realizados por las fuerzas de seguridad. 42 personas han sido detenidas.
Al menos 26 agentes de Policía han resultado heridos en el transcurso de los disturbios de esta pasada noche en Tottenham, en el marco de las protestas de un residente de la localidad durante una operación policial, y que también se han saldado con 42 detenidos, según informaron fuentes policiales al diario 'The Guardian'.
Como mínimo tres vehículos de la Policía, un autobús y varios inmuebles han ardido a consecuencia del lanzamiento de cócteles molotov por parte de los manifestantes.

La protesta comenzó con la concentración de unas 300 personas a las puertas de una comisaría de Policía en High Road para pedir "justicia" por la muerte de un joven en un tiroteo con un agente. Posteriormente prendieron fuego a edificios, papeleras y vehículos en protesta por la muerte de Mark Duggan, a quién 120 personas dedicaron una vigilia silenciosa con una marcha que terminó ante la comisaría de Policía de la ciudad, justo antes del inicio de los disturbios.
Según parece, Duggan, de 29 años, raza negra y padre de cuatro hijos, fue abordado por los agentes cuando viajaba en un taxi en el transcurso de una operación contra el tráfico de armas en la comunidad negra de la ciudad.
La secuencia concreta de eventos está todavía bajo investigación de la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC), pero se cree que Duggan podría haber abierto fuego al menos contra un policía, que salió ileso porque la bala se quedó alojada en la pequeña radio que llevaba enganchada en el uniforme, según fuentes policiales a Sky News.
La ministra de Interior, Theresa May, ha condenado "absolutamente" la violencia. "Tal desprecio por la seguridad pública y la propiedad es intolerable", aseguró en sus primeros comentarios tras los disturbios.

También desde Downing Street se ha condenado la violencia en la ciudad británica. "No hay justificación alguna para agredir a la Policía o para dañar la propiedad pública", aseguró un miembro de la oficina del primer ministro, David Cameron, bajo el anonimato.

Asimismo, varias tiendas de la zona han sido asaltadas y se ha podido ver a personas sacando carros de la compra llenos de objetos robados en dichos establecimientos.