Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las prematuras canas de Obama

Aunque, como afirma 'The New York Times', le ocurre a todos los presidentes desde Bill Clinton, que tenía el pelo castaño cuando entró en el Despacho Oval y totalmente gris cuando salió, a George W. Bush, que lucía algunas canas cuando llegó a la Casa Blanca, y salió con el pelo blanco. Que el trabajo de presidente es estresante, es algo que no se puede negar. Muchos de los presidentes (Theodore Roosevelt, Woodrow Wilson, Franklin Delano Roosevelt) sufrieron de hipertensión y Clinton fue operado del corazón antes de dejar la Casa Blanca.
Pero, ¿tan pronto? Apenas hace seis semanas que Obama juró su cargo. La prensa estadounidense ha empezado a preocuparse del asunto. Deborah Willis, coautora de 'Obama: La Histórica Campaña en Imágenes', lo empezó a notar "hacia el final de la campaña".
Las canas de Obama están envueltas en la polémica porque parecen variar: así, aparecen más visibles si el presidente se echa fijador o desaparecen cuando se corta el pelo, lo que hace cada dos semanas.
Su barbero desde hace 16 años, Zariff, suele contestar a los blogueros que mantienen que Obama deja ver sus canas cuando quiere aparecer más distinguido y se las tiñe cuando quiere mostrarse más juvenil. "Os aseguro que su pelo es 100 por cien natural", señala Zariff, que añade que "no se teñiría".
El propio Obama empezó a dares cuenta de su encanecimiento el pasado verano. "He estado en campaña para la presidencia durante 19 meses. Mis colegas se han dado cuenta de que tengo muchas más canas ahora que cuando empecé", explicaba en un mitin en Virginia en agosto.p>
"Los presidentes envejecen dos años por cada año que pasan en el cargo", indica el Dr. Michael F. Roizen, cofundador de la página web RealAge, donde explica la edad que tiene realmente tu cuerpo en función de si fumas, bebes o de otras actividades.