Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prensa austriaca investiga el pasado de Fritzl

Josef Fritzl después de su detención. Foto: Informativos Telecincotelecinco.es
La historia del ingeniero austriaco que mantuvo secuestrada durante más de 20 años a su hija Elisabeth ha conmocionado al país. Los medios locales han empezado a indagar y algunos han publicado informaciones que aseguran, entre otras cosas, que Josef Fritzl estuvo anteriormente en prisión acusado de abusos.
Josef Fritzl abusó de su hija de once años durante los 22 que la tuvo secuestrada en un zulo de la propia vivienda familiar. Aunque nadie durante este tiempo sospechó nada, ahora son muchos los que aseguran que Fritzl era algo raro o al menos hacía cosas extrañas.
Y de estos testimonios se ha hecho eco la prensa austriaca. Los diarios sensacionalistas publican que Fritzl estuvo de vacaciones en Tailandia en 1998 con un amigo y recogen testimonios de algunos vecinos que aseguran que todos sabían que al secuestrador le encantaba ir de vacaciones a Tailandia, en referencia al posible abuso sexual de menores en aquel país.
El diario Kronenzeitung afirma que el acusado ya tenía antecedentes penales por acoso sexual de un mujer, que no era familiar suyo, por lo que habría estado en la cárcel.
Sin embargo, las autoridades austriacas no han confirmado ninguna de estas versiones, ya que alegan que los posibles delitos ya han prescrito.
Vecinos y conocidos, según recogen los medios locales, han asegurado que a Fritzl siempre le ha gustado coquetear con las mujeres y que estaba continuamente preocupado por su imagen.