Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las presidenciales se celebrarán en los 90 días siguientes a la entrada en vigor de la Constitución

El decreto presidencial emitido este domingo por el jefe interino del Estado egipcio, Adli Mansur, establece que las elecciones presidenciales deberán celebrarse en un plazo de entre 30 y 90 días tras a la entrada en vigor de la nueva Constitución egipcia, informa el diario estatal 'Al Ahram' en su edición digital.
La nueva Carta Magna entró en vigor el pasado 18 de enero, tras su ratificación en el referéndum de los días 14 y 15 de ese mismo mes, por lo que las elecciones presidenciales podrían celebrarse incluso en el mes de febrero.
Así, Mansur insta en su decreto a la Comisión Electoral Presidencial Suprema a iniciar los preparativos para que se celebren "en no menos de 30 días y no más de 90 días" tras la entrada en vigor del texto constitucional, lo que cierra un plazo entre el 17 de febrero y el 18 de abril.
Este mismo domingo, Mansur ha anunciado un cambio en la hoja de ruta de transición política publicada por el Ejército tras el golpe de Estado de julio del año pasado. El texto del Ejército preveía la celebración de elecciones legislativas y posteriormente de presidenciales, pero Mansur ha señalado que las presidenciales se celebrarán antes que las legislativas.
Se mantiene, eso sí, que la segunda votación debe celebrarse en los seis meses posteriores a la ratificación de la nueva constitución egipcia.
Los cambios beneficia a un posible candidato presidencial fuerte, como lo sería el actual jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, que ya ha manifestado su disposición a presentarse a las elecciones siempre y cuando así se lo pida el pueblo.