Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo halla a su nieto 36 años después

La presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, ha localizado al nieto que le arrebató la dictadura militar, tras más de tres décadas de lucha en las que la activista ha intentado esclarecer donde estaba el bebé al que su hija dio a luz antes de ser asesinada.
Estela de Carlotto ha hecho pública su "alegría enorme" en una rueda de prensa en la que únicamente ha confirmado que su nieto es músico y se acercó "voluntariamente" a la organización para someterse a las pruebas de AND. Ahora, como ha reconocido su abuela, toca "armar" la historia.
El nieto de la responsable de las Abuelas de la Plaza de Mayo nació durante el cautiverio de su madre en el centro 'La Cacha', el 26 de junio de 1978. Estas instalaciones funcionaron entre los años 1976 y 1978 como maternidad clandestina para detenidas.
Pocas horas después del nacimiento de Guido, el régimen le asignó otra identidad y posteriormente ejecutó a su madre, militante en la Juventud Universitaria Peronista. Un tribunal argentino juzga desde hace meses este caso, en un proceso en el que hay 21 personas imputadas entre militares, expolicías e incluso un exministro de Gobierno bonaerense.
"No quería morirme sin abrazarlo", ha declarado De Carlotto, que ha tenido unas palabras de recuerdo para su difunta hija. "Laura, mi hija que fue asesinada, ahora estará diciendo mamá ganaste una batalla larga. Es un premio para todos. Tengo a los 14 nietos conmigo", ha celebrado ante los medios.
La cara más visible de las Abuelas de la Plaza de Mayo podrá ahora cubrir parte de los huecos que quedaron en su vida hace 37 años. Como ella misma ha dicho, "la silla vacía, los portarretratos van a tener su imagen".
DÉCADAS DE LUCHA
La de Estela de Carlotto es la historia de decenas de familias argentinas que buscan desde hace décadas pistas de menores desaparecidos. La dictadura, responsable de la muerte de cerca de 30.000 personas --en su mayoría activistas políticos y trabajadores--, se apropió ilegalmente de los hijos de sus víctimas.
El nieto de la presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo hace el número 114 de la larga lista de bebés robados que han podido ser localizados tras el fin de la dictadura.
Las felicitaciones políticas por la noticia se suceden. Una de ellas ha llegado a través de la presidenta argentina, Cristina Fernández, que llamó "llorando" a De Carlotto tras conocer la noticia. "Me preguntó si era cierto lo que le dijeron y le dije que sí. Estaba emocionada y lloramos juntas", ha relatado.