Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Alemania aboga por la unidad durante una cena con motivo del Ramadán

El presidente de Alemania, Joachim Gauck, ha participado este lunes en una cena con motivo de la ruptura del ayuno de Ramadán, expresando su apoyo a "los musulmanes amantes de la paz" y recalcando que "la interacción es posible".
"Vengo hoy no sólo como presidente, sino también como vecino. El Ramadán no es sólo un periodo de introspección religiosa, sino un tiempo de unión, de cooperación con la familia", ha apuntado.
Así, y tras recordar que en los últimos años este momento se celebra más a menudo en público, argumentando que "esto tiene un gran valor simbólico, ya que musulmanes y no musulmanes se tratan con respeto".
"Este tipo de curiosidad mutua, de empatía mutua y de confianza mutua es el modelo de vecindad que queremos para nuestro país en su conjunto: una coexistencia pacífica con los que son diferentes", ha dicho.
Gauck ha reconocido que "tras las atrocidades cometidas por los grupos islamistas en Oriente Próximo y África y los atentados en capitales europeas, el sentimiento de amenaza constante ha afectado a mucha gente".
"Para muchos, el temor al terrorismo islamista se ha convertido en un miedo a los musulmanes", ha manifestado, añadiendo que "no pocos musulmanes han puesto en duda la voluntad de la sociedad con la coexistencia, ya que se consideran discriminados y objeto de sospechas".
"Es cierto. En los últimos tiempos hemos sufrido una polarización social", ha reconocido, reiterando que su presencia en el acto "supone un apoyo a los musulmanes amantes de la paz, que suponen la aplastante mayoría en la sociedad".