Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo presidente de Birmania aboga por una reforma de la Constitución

El nuevo presidente de Birmania, Htin Kyaw, ha abogado por una reforma de la Constitución del país en sus primeras palabras tras jurar el cargo y convertirse en el primer civil en ocupar el puesto en casi 50 años.
"Tengo la obligación de trabajar por una Constitución con estándares democráticos y que sea adecuada para el país", ha dicho durante su discurso, según ha informado el diario birmano 'The Irrawady'.
"Entiendo que tenemos que trabajar con paciencia para satisfacer las ambiciones políticas que nuestro pueblo ha buscado durante muchos años", ha agregado, citando entre sus prioridades la reconciliación nacional y la mejora de la calidad de vida en el país.
Kyaw, 'mano derecha' de la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, ha jurado su cargo junto al exgeneral Myint Swe --candidato del Ejército-- y el parlamentario de la Linga Nacional para la Democracia (LND), quienes serán primer y segundo vicepresidente, respectivamente.
El Parlamento eligió a mediados de marzo a Kyaw para el cargo de presidente gracias a la amplia mayoría con la que contaba la LND a raíz de su victoria en las últimas elecciones y, de esta forma, sustituye a Thein Sein, cuyo mandato ha finalizado este mismo miércoles.
Suu Kyi ha afirmado en varias ocasiones que el presidente "no tendrá autoridad" una vez que su partido pueda formar Gobierno, insistiendo en que será ella quien tome las decisiones.
De hecho, ha jurado durante la jornada como 'súperministra', estando al frente de los ministerios de Oficina Presidencial, Asuntos Exteriores, Electricidad y Energía, y Educación.
La Carta Magna redactada por el Ejército birmano impide a Suu Kyi ocupar el cargo debido a la restricción a cualquier persona cuyo marido o hijos no sean ciudadanos del país, como es su caso.
A pesar de que la junta militar se apartó del poder en 2011, tras cinco décadas al frente del país, cuando se estableció un gobierno semicivil, las Fuerzas Armadas todavía mantienen una importante cuota de poder.
Sin embargo, el jefe de Estado Mayor de la Defensa de Birmania, el general Min Aung Hlaing, aseguró el domingo que respetará la transición democrática, prometiendo "impartir de forma solemne el hecho de que el Ejército cooperará para conseguir la prosperidad y sus ciudadanos".
SUU KYI SEGUIRÁ AL FRENTE DE LA LND
Por otra parte, el portavoz de la LND, Zaw Myint Maung, ha desvelado este mismo miércoles que Suu Kyi seguirá liderando la formación, que preside desde su formación en 1988, a pesar de que la Constitución prohíbe a los ministros participar en actividades de partido.
La Carta Magna promulgada en 2008 contempla que si un ministro es miembro de un partido político, "No debe participar en las actividades del partido durante su mandato, a partir del día en el que jura como ministro".
Por ello, Maung ha recalcado que "no participará en las actividades del partido, pero seguirá siendo la líder del mismo". "La Constitución no dice que tengas que dejar el partido si te conviertes en ministro", ha remachado.