Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la CNDH de México habla de delitos lesa humanidad en las desapariciones de Guerrero

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, ha dicho este lunes que ve claros indicios de delitos lesa humanidad en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala, en el estado de Guerrero.
El pasado 27 de septiembre 43 estudiantes del centro Normal Raúl Isidro Burgos desaparecieron después de que se registraran enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante una manifestación en la que hubo además seis muertos y 17 heridos. Inicialmente se dio por desaparecidos a 58 jóvenes, pero quince de ellos aparecieron posteriormente. Fueron los propios responsables del centro de estudios los que explicaron que los jóvenes habían estado escondidos por miedo y para evitar represalias.
"Estamos calificando estos delitos como de lesa humanidad, por la desaparición forzada de los estudiantes, el atentado y las graves omisiones en materia de seguridad pública que se propiciaron en el propio estado y en particular en la ciudad de Iguala", ha dicho a Radio Fórmula, según el periódico 'Milenio'.
Además, ha recordado que desde diciembre del año pasado la CNDH había advertido de la creciente violencia en el estado. "Desde el pasado 17 de diciembre, en el informe de autodefensas y seguridad pública en Guerrero, se señaló expresamente la preocupación de la CNDH por la situación tan delicada a la que se enfrentaba este estado, no solamente por el número de delitos que diariamente se comenten, sino también porque la convivencia de los servidores públicos con delincuentes ha derivado en un ambiente de descomposición", ha explicado Plascencia.
RECLAMAN MÁS INVESTIGACIÓN
El pasado viernes, una comisión de 18 familiares de los estudiantes se reunieron con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, para reclamar mayor implicación de la Policía Federal en los trabajos de rastreo y búsqueda.
De hecho, algunos familiares no ha dudado en acusar directamente a las autoridades locales de la desapariciones. Es el caso de María Inés Abraham Gaspar, tía del estudiante Abraham de la Cruz, que ha dicho que fueron los policías municipales de Iguala los que se llevaron a los jóvenes, añadiendo que "hay testigos de esto", y que temen que los estudiantes puedan no estar vivos.
El representante del comité estudiantil de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Uriel Alonso Ortiz, ha confirmado que todavía se desconoce el paradero de otros 43 estudiantes, atendiendo a la lista de nombres que maneja la escuela y que publicaron en los medios locales.