Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente Martelly firma el acuerdo de transición para Haití y deja al país en un vacío de poder

El presidente saliente de Haití, Michel Martelly, ha constatado con su firma este sábado el acuerdo de transición política para Haití, según han confirmado los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuya misión ha sido dada por terminada.
Martelly confirma así el acuerdo alcanzado con el presidente del Senado, Jocelerme Privert y el vicepresidente de la cámara, Cholzer Chancy, por el que el Parlamento se compromete a hallar un sustituto para Martelly en los próximos 120 días y a celebrar una segunda ronda de las polémicas elecciones el próximo 24 de abril.
Se abre así un nuevo episodio de tensión en el país caribeño. La salida de Martelly debería aplacar a los partidos de oposición, que lo acusan de intentar favorecer a su candidato preferido, Jovenel Moise, pero podría dejar un vacío de poder en el volátil y empobrecido país.
Martelly niega las acusaciones. Una evaluación independiente de las elecciones reveló que la primera vuelta tuvo problemas y cuestionó la inscripción de más de 900.000 representantes de los partidos que pudieron sufragar en cualquier centro de votación.
El jefe de la misión de observadores, el embajador de Antigua y Barbuda, Ronald Sanders, ha reconocido implícitamente que el proceso está siendo, cuanto menos, heterodoxo. "La situación en este país es excepcional y necesitaba de soluciones excepcionales", ha hecho saber el representante de la OEA.
De hecho, Sanders ha reconocido la existencia de un "vacío constitucional" en Haití, que deberá salvarse a través del "compromiso de todas las partes a la paz, la democracia y a la estabilidad".