Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Mauritania descarta extraditar a Senussi a Libia antes de que sea juzgado en el país

El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdelaziz, ha descartado este lunes extraditar a Libia a Abdulá Senussi, cuñado del fallecido coronel libio Muamar Gadafi y jefe de Inteligencia de su antiguo régimen, antes de que sea juzgado por su entrada ilegal en el país.
"Senussi tiene problemas con las autoridades judiciales mauritanas y ha de presentarse ante el tribunal por entrar de forma en el país con documentación falsa", ha dicho el mandatario mauritano, según ha informado la agencia de noticias qatarí, QNA.
Senussi, sobre quien pesa una orden de detención del Tribunal Penal Internacional por crímenes contra la Humanidad, fue arrestado en marzo de 2011 tras llegar al aeropuerto internacional de la capital de Mauritania, Nuakchot, procedente de Casablanca (Marruecos). En el momento de su detención, Senussi llevaba un pasaporte falso de nacionalidad maliense.
"El pasaporte que Senussi llevaba al entrar en el país no fue falsificado, pero le presenta como un ciudadano malí bajo nombre falso, motivo por el que ha de ser juzgado en Mauritania", ha agregado Ould Abdelaziz. "La situación ha sido explicada a Libia y a Francia", ya que sobre él pesa una orden internacional de detención por el atentado perpetrado contra un avión francés en 1989, en el que murieron 170 personas, incluidos 54 franceses.
Senussi ha sido condenado en rebeldía a cadena perpetua por el atentado del 19 de septiembre de 1989. Una bomba estalló en la bodega del aparato cuando sobrevolaba el desierto del Sáhara en Níger.