Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del Parlamento oficial de Libia convoca una sesión para votar el gobierno de unidad

El presidente de la Cámara de Representantes de Libia --el Parlamento oficial--, Agila Salé, ha convocado este martes una sesión para votar el gobierno de unidad, advirtiendo al Consejo Presidencial de que si sus miembros no acuden podrían ser cesados.
"Si algún miembro del Consejo Presidencial se niega a acudir, significa que no nos reconoce. En ese caso, no podemos aprobar un Gobierno", ha recalcado, según ha informado el diario local 'The Libya Herald'.
Asimismo, ha anunciado que antes de votar sobre el gobierno debe votarse la enmienda de la Declaración Constitucional de 2011 para incorporar el acuerdo político firmado en diciembre en la localidad marroquí de Sjirat.
Las palabras de Salé han llegado un día después de que el Consejo Presidencial decidiera activar el Gobierno de unidad nacional, reclamando a sus integrantes que empiecen a trabajar desde la capital, Trípoli, tras determinar que no es necesario esperar a la autorización formal de la Cámara de Representantes.
La Cámara de Representantes lleva meses aplazando sus votaciones para autorizar los trabajos del Gobierno de unidad, en medio de un boicot de parte de sus integrantes.
El Consejo de Estado se declaró en abril en vigor pese a que la Cámara de Representantes tampoco votó su formación, después de anunciar una enmienda a la Declaración Constitucional de 2011.
La decisión del Consejo Presidencial era esperada, ya que los ministros controlan ya los edificios de Trípoli y han estado trabajando en ellos desde hace varias semanas, contando además con el respaldo de la Unión Europea (UE), entre otros.
El Acuerdo Político para Libia establece la creación de un Gobierno de unidad nacional con un primer ministro de consenso apoyado por un Consejo Presidencial con seis viceprimeros ministros y tres ministros, que ya han sido elegidos.
El pacto también contemplaba la creación de un Consejo de Estado, que será un órgano consultivo integrado por unos 150 representantes que proceden del Consejo General Nacional --el Parlamento autoproclamado en Trípoli--. El Parlamento, por su parte, quedará constituido por los miembros de la Cámara de Representantes de Tobruk.