Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la SIP denuncia actitud "antidemocrática" de gobiernos en la región

Para el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Alejandro Aguirre, Venezuela es quizás el país que mejor ilustra el caso de los países que "son de origen democrático pero que están actuando de forma arbitraria y autoritaria". EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Alejandro Aguirre, denunció hoy la actitud "antidemocrática" de Gobiernos como el venezolano, el ecuatoriano, el nicaragüense, el argentino e incluso el brasileño, sobre todo en su relación con la prensa.
En una conferencia de prensa con motivo de la reunión que celebra en la capital estadounidense el Comité Ejecutivo de la SIP, Aguirre expresó su preocupación por el hecho de que haya Gobiernos en Latinoamérica que "navegan bajo la bandera de la democracia" pero que en realidad violan los derechos civiles y humanos y en concreto la libertad de expresión, al recurrir a diferentes mecanismos a su alcance para restringirla.
Para Aguirre, Venezuela es quizás el país que mejor ilustra el caso de los países que "son de origen democrático pero que están actuando de forma arbitraria y autoritaria".
El ejemplo de Guillermo Zuloaga, dueño y presidente del canal de televisión venezolano Globovisión, que es "perseguido" en Venezuela por defender uno de los pocos espacios de libertad de expresión que están quedando en ese país, según dijo ayer el vicepresidente primero de la SIP, Gonzalo Marroquín.
El caso de Zuloaga, según Aguirre, "demuestra que el Gobierno de Caracas no tolera la libertad de expresión, no la respeta y ni siquiera la respeta fuera de su territorio".
El arresto de Zuloaga en marzo pasado se produjo por unas declaraciones que hizo en la reunión que mantuvo la SIP en Aruba, que fueron calificadas por Caracas de "ofensa" al presidente, Hugo Chávez, y de "divulgación de informaciones falsas".
"Está clarísimo que Venezuela es uno de los países en los que está más en peligro la libertad de expresión", señaló Aguirre.
A la SIP le preocupan los "gobiernos que de origen pueden ser democráticos pero que en su ejercicio de poder están actuando cada día más y más como gobiernos autoritarios y están utilizando mecanismos del Gobierno, judiciales y legales, para crear leyes que restringen el espacio para la libre expresión".
Incluso se observa, afirmó Aguirre, que "hay un antagonismo muy personal entre gobernantes y medios, muchas veces porque simplemente quieren mantener una línea editorial independiente y por eso han tenido que pagar un precio sumamente alto".
A juicio de Aguirre, a esos presidentes "no se puede seguir llamando democráticos, no pueden seguir hablando en nombre de los líderes democráticos del mundo".
"El voto y las urnas son componentes sumamente importantes en una democracia, pero también la actuación del gobernante y cuando empieza a actuar de una forma que va en contra de la democracia y la libertad, ya no puede decir que es un demócrata", señaló.
El presidente de la SIP recalcó que hay muchos presidentes latinoamericanos que "siguen engañando" al mundo, porque "juegan a la democracia", pero en realidad "sólo juegan porque en el fondo están restringiendo la libertad de expresión".
Dijo sentirse "sumamente preocupado" por el hecho de que presidentes, entre los que citó a Chávez, el ecuatoriano Rafael Correa, el nicaragüense Daniel Ortega e incluso el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, o la argentina, Cristina Fernández de Kirchner, disfruten de una "gran imagen de representar países democráticos", pero que "han liderado actividades políticas" para crear leyes y reglamentos que van en contra de la libertad de expresión y el libre ejercicio del periodismo.