Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente egipcio condena los atentados y promete retribución para las víctimas

El presidente interino de Egipto, Adly Mansour, ha condenado enérgicamente la cadena de atentados perpetrados este viernes en El Cairo y Giza y ha prometido que las víctimas de los ataques serán "retribuidas" con un "severo castigo" a los responsables.
"Combatiremos el terrorismo sin piedad alguna", hizo saber el presidente a través de un comunicado de su oficina divulgado por el medio egipcio 'Aswat Masriya'.
Los tres atentados, muy próximos en el tiempo, han sido perpetrados contra la sede de la Policía en El Cairo, una estación de metro y una comisaría de Giza (a las afueras de la capital), a menos de un día del aniversario de la revolución que derrocó al expresidente Hosni Mubarak. En total han dejado cinco muertos y al menos 80 heridos.
El presidente advirtió de que no tolerará ningún intento de "manipular a Egipto" a través de la violencia. "Es una 'línea roja' que no se va a cruzar, ni a la que nadie se aproximará siquiera. Estos actos terroristas que solo tienen por objetivo quebrar la voluntad de los egipcios al final terminarán consiguiendo que el pueblo sea más fuerte", ha añadido el presidente, que ha terminado lanzando una advertencia a los responsables.
"Quien quiera que haya planeado, financiado, incitado, participado o llevado a cabo estos crímenes será severamente castigado", ha sentenciado el presidente en funciones.
De la responsabilidad del atentado se ha hecho cargo el grupo miliciano suní Ansar Beit al Maqdes, con base en el Sinaí, escenario en los últimos meses de una destacada operación de seguridad del Ejército egipcio. El comunicado del grupo ha sido leído en directo por la cadena egipcia CBC y no ha sido verificado por las autoridades.