Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presidentes de Níger y Chad se reúnen para analizar la amenaza que supone Boko Haram

El presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, ha realizado este martes una visita a su homólogo chadiano, Idriss Déby, para discutir medios para hacer frente a la amenaza que supone la secta islamista nigeriana Boko Haram, que ha aumentado en los últimos meses sus ataques en la región.
Según las informaciones facilitadas por el diario nigerino 'Le Sahel', la seguridad en la región del lago Chad ha estado en el centro de la agenda en la "visita de trabajo y amistad" de Issoufou a Yamena.
En este sentido, la Presidencia de Chad ha destacado que el encuentro ha tenido como objetivo "buscar vías y medios para luchar de forma eficaz contra este grupo yihadista para proteger a las poblaciones inocentes".
El encuentro ha tenido lugar apenas unos días después de que al menos 30 militares nigerinos y dos de Nigeria murieran en un ataque de Boko Haram contra Bosso, tras lo que el grupo se hizo con el control de la ciudad.
Boko Haram ha intensificado en los últimos meses sus ataques en los países vecinos de Nigeria, especialmente en Níger, donde se han producido varios atentados, si bien otros han sido desbaratados a tiempo por las fuerzas de seguridad.
La región más afectada es la de Diffa, donde se encuentra Bosso, ya que según ACNUR hay 240.000 afectados por la violencia, entre refugiados nigerianos, desplazados internos y nigerinos que vivían en Nigeria y han regresado a su país.
De hecho, ACNUR ha apuntado que el último ataque del grupo en Diffa ha provocado unos 50.000 desplazados, a los que se suman varios miles más que huyeron de sus hogares tras ataques anteriores registrados el 3 y el 5 de junio.