Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ex presidentes brasileños Lula y Cardoso lamentan la muerte de Campos y destacan su liderazgo

Los ex presidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso han lamentado la muerte del candidato presidencial del Partido Socialista Brasileño (PSB), Eduardo Campos, ocurrida este miércoles en un accidente aéreo en la ciudad de Santos (sureste), y han destacado su liderazgo político.
"El país pierde un hombre público de rara y extraordinaria calidad", ha dicho Lula. "Tuve la alegría de contar con su inteligencia y dedicación en los años en los que fue ministro de Ciencia y Tecnología", ha recordado.
El líder izquierdista ha subrayado que Campos "luchó toda su vida para convertir Brasil en un país más justo y digno", según ha informado el Instituto Lula en un comunicado.
Cardoso, por su parte, ha lamentado que "en un momento en el que Brasil necesita líderes jóvenes y competentes, pierde uno de los mejores". "Su carrera nacional apenas comenzaba. Fuese o no elegido, sería un líder para la renovación política que tanto necesitamos. Es una pérdida irreparable", ha afirmado en Facebook.
EL ACCIDENTE
El accidente ha tenido lugar alrededor de las 10.00 (hora local), cuando la avioneta en la que viajaba Campos, junto a un número aún indeterminado de personas, desde Río de Janeiro se ha estrellado contra un inmueble del barrio de Boqueirao cuando ya se preparaba para el aterrizaje en el Aeropuerto de Guarujá.
Además del líder socialista, seis personas han muerto, según ha informado Aeronáutica, y otras siete que no viajaban en la avioneta han resultado heridas y están siendo atendidas en la Casa de Socorro Central, de acuerdo con la Prefectura de Santos.
Las autoridades de aviación han abierto una investigación para esclarecer las causas del siniestro, aunque la Fuerza Aérea Brasileña ya ha informado de que el principal motivo fue el mal tiempo.