Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos ocho presos mueren tras un motín en una prisión de Guatemala

Al menos ocho presos han muerto y otras 20 personas han resultado heridas tras un motín que tuvo lugar este jueves 31 de diciembre en la prisión de Izabal en Puerto Barrios, a unos 300 kilómetros al norte de Ciudad de Guatemala, según ha anunciado el Ministerio de la Gobernación --el equivalente al Ministerio del Interior-- del país.
El incidente tuvo lugar en torno a las 16.15 de la tarde del jueves --hora local--, después de una visita de la ministra, Eunice Mendizábal, al centro, donde se desarrolló un operativo para valorar el cumplimiento del Plan de Prevención, según ha indicado el Sistema Penitenciario.
La Policía guatemalteca tuvo que intervenir para que las autoridades penitenciarias retomaran el control del penal tras los enfrentamientos que estallaron dentro del centro. Durante su intervención, los agentes localizaron varios boquetes a través de los que se cree que los presos pretendían huir.
"Los agentes de la Policía Nacional de Guatemala junto a personal de la Dirección General del Sistema Penitenciario rodean el centro carcelario de Izabal con el objetivo de retomar el control del mismo", informaron las autoridades tras los incidentes a través de su cuenta oficial de Twitter.
La prisión de Izabal, con capacidad para 175 presos, alberga actualmente a cerca de un millar, según los datos ofrecidos por el Sistema Penitenciario.
Tras recorrer la zona donde tuvo lugar el motín, Mendizábal señaló que se reforzarían las medidas de seguridad del centro para evitar que se repitieran estos hechos dentro del mismo.
FESTEJOS DE INICIO DE AÑO
Al parecer, los incidentes comenzaron cuando varios reclusos de los sectores 3 y 4 del penal se enzarzaron en una disputa mientras bebían alcohol para celebrar la entrada del año nuevo 2016, según indicaron fuentes del Sistema Penitenciario al diario guatemalteco 'Prensa Libre'.
Los presos cortaron el sistema eléctrico del penal y desconectaron los inhibidores de frecuencia de telefonía móvil. 'Prensa Libre' ha indicado que, de forma extraoficial, se ha informado de que al menos dos de los presos fueron decapitados y sus cuerpos quemados posteriormente. No obstante, esta información no ha podido confirmarse hasta el momento.