Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto cerebro del 11-S se representará a sí mismo en el juicio

Imagen de Jalid Sheik Mohamed después de su detención en 2003. FOTO: APtelecinco.es
"Eso es lo que quiero. Hace mucho que pretendo ser un mártir", ha afirmado Mohamed, quien ha afirmado que no aceptará a ningún abogado de Estados Unidos, por las acciones de ese país en Afganistán, Irak y "la Tierra Santa". El magistrado le ha aconsejado que representarse a sí mismo es "poco recomendable" y le ha instado a cambiar de opinión.
"Asfixias simuladas"

Jalid Sheij Mohamed ha denunciado que "todo lo que hablamos es bajo tortura". "Esto es la inquisición, no un juicio", ha asegurado. La CIA ha reconocido que sometió a Mohamed, de 43 años, a asfixias simuladas, que las asociaciones de defensa de los derechos humanos consideran tortura.
Mohamed ha pedido también poder hablar con los otros cuatro presuntos miembros de Al Qaeda junto a los cuales está siendo procesado, pero Kohlmann no permitirá "una defensa conjunta". También han comparecido Ali Abdul Aziz Ali, Walid bin Attash, Ramzi Binalshibh y Mustafa al-Hawsawi.

Mohamed ha comparecido este jueves públicamente por primera vez desde su captura en 2003, ataviado con una túnica y gorro blancos, los que, según la coronel del Ejército Wendy Kelly, usan normalmente los prisioneros en Guantánamo. Tiene una barba larga, canosa, al contrario que en las fotos distribuidas por el Pentágono cuando fue capturado en 2003 en Pakistán, en las que aparecía con bigote.
Juicio censurado
El tribunal, levantado en una antigua pista de aterrizaje, está dotado de un sistema que permite al toque de un botón suprimir el audio en el área de observación donde se encuentra la prensa y miembros de algunas organizaciones no gubernamentales. El sonido es transmitido con 20 segundos de retraso, para que un oficial de inteligencia revise el contenido y pueda recomendar al juez censurarlo.
Mohamed ha confesado ser el artífice de los atentados del 11-S, que causaron casi 3.000 muertes, y ha dicho que él mismo decapitó al periodista estadounidense Daniel Pearl en 2002. CGS