Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas indias matan a 18 presuntos terroristas que intentaron infiltrarse en el país desde Pakistán

Las autoridades de India han anunciado este martes la muerte de 18 presuntos terroristas que intentaron infiltrarse en el país desde Pakistán, en medio del incremento de la tensión en la zona, según ha informado el diario 'The Times of India'.
Durante la jornada, al menos cuatro ciudadanos indios han resultado heridos en los intercambios de disparos registrados entre fuerzas indias y paquistaníes en la región de Cachemira, un día después de los enfrentamientos con más muertos registrados en la frontera en más de una década.
Cinco civiles indios y cuatro civiles paquistaníes murieron en los enfrentamientos registrados este lunes en Cachemira, en los que decenas de personas resultaron heridas por bombardeos. Se trata del mayor número de civiles muertos en un solo día registrado en esta región desde 2003, según la Policía.
Cachemira, una región de mayoría musulmana cuya soberanía reivindican India y Pakistán, es uno de los lugares de mayor tensión de la región meridional asiática. India y Pakistán, países dotados de armas nucleares, se han enfrentado en dos guerras por este territorio, en el que ha habido con cierta regularidad enfrentamientos en la denominada Línea de Control, la frontera de facto.
India y Pakistán se acusan mutuamente de haber iniciado los enfrentamientos, que comenzaron la semana pasada. El Ejército de Pakistán mantiene que las hostilidades comenzaron cuando respondió a fuego "no provocado" que le llegó desde el lado indio de la frontera el viernes.
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Pakistán ha explicado que ha presentado una protesta ante diplomáticos indios por la muerte de civiles paquistaníes en los ataques indios.
En este sentido, ha asegurado que los ataques demuestran una "completa indiferencia" con la celebración de la festividad musulmana Eid al Adha, la fiesta del cordero, que tuvo lugar el lunes.
Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores indio, Rajnath Singh, ha hecho hincapié en que Pakistán debe saber que el nuevo Gobierno indio reaccionará con contundencia si recibe ataques en su frontera. "Si nuestros civiles mueren, India tiene todo el derecho a responder", ha afirmado, en declaraciones al diario 'Hindustan Times'.