Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ex primera ministra Yulia Timoshenko es detenida

Problemas para esta política. Foto: EFE.telecinco.es
La ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko ha sido detenida este viernes por orden de un tribunal de Kiev durante una vista judicial sobre los cargos por abuso de poder presentados en su contra, según ha informado la agencia de noticias rusa RIA Novosti.
La fiscal Lilia Frolova, que acusa a Timoshenko de obligar ilegalmente a la empresa energética pública Naftogaz a firmar un contrato de suministro de gas con Rusia en 2009, había pedido este viernes su detención argumentando que estaba perturbando los procedimientos judiciales y la investigación.

Timoshenko, que tenía prohibido salir de Kiev, ha rechazado los cargos. Un grupo de simpatizantes, entre ellos varios diputados, se han enfrentado a unos 30 policías que entraron en la sala para detenerla.

Frolova hizo su petición después de que Timoshenko acusara de corrupción al primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, mientras éste testificaba en la sala.

Timoshenko, ahora en la oposición, está siendo juzgada por haber firmado cuando gobernaba un acuerdo de gas con la empresa rusa Gazprom que, según Kiev, era desfavorable para Ucrania. Además, el actual Gobierno ucraniano mantiene que la entonces primera ministra no tenía derecho a suscribirlo.

Sergei Vlasenko, que antes era abogado de Timoshenko, ha declarado que la decisión del tribunal de ordenar la detención "no tiene precedentes y es infundada". Vlasenko fue retirado del caso por el juez por desacato al tribunal, puesto que cuando el juez entraba en la sala siempre se negaba a ponerse en pie.

La ex primera ministra también ha sido acusada en otro caso de malversar 425 millones de dólares que su Gobierno recibió en 2009 al vender derechos de emisión de gases de efecto invernadero en aplicación del Protocolo de Kioto. Si es declarada culpable, podría ser condenada a un máximo de diez años de prisión.

Timoshenko ha dicho en varias ocasiones que ha sido acusada por motivos políticos y que es una víctima del actual presidente del país, Viktor Yanukovich, que la derrotó por un estrecho margen en las elecciones presidenciales de febrero de 2010.
Preocupación europea
El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, ha expresado hoy su "preocupación" por las razones que han motivado la detención de la exprimera ministra ucraniana Yulia Tymoshenko. "Estoy preocupado por las noticias sobre la detención de la exprimera ministra Tymoshenko", dice en una breve declaración.
El presidente de la Eurocámara explica sus dudas por la "naturaleza política del motivo de la detención y por la aplicación del Estado de derecho en Ucrania".
Buzek recuerda que ya expresó su preocupación a los líderes ucranianos por la "aparente selectividad" a la hora de abrir procesos criminales contra la exprimera ministra y otros antiguos ministros de Gobiernos precedentes. "Insto a Ucrania a defender los principios y valores comunes que definen nuestra relación y que forman el corazón del partenariado oriental", concluye la declaración de Buzek..