Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primera ministra pierde el apoyo de su partido y abre una crisis de Gobierno

La primera ministra de Eslovenia, Alenka Bratusek, ha perdido este sábado el liderazgo de su formación, Eslovenia Positiva (PS) en favor del alcalde de Liubliana, Zoran Jankovic, una elección que no agrada a los socios del Ejecutivo, por lo que se ha abierto una crisis de Gobierno que puede llevar a la celebración de unas elecciones anticipadas.
La formación ha anunciado la elección de Jankovic, una opción que había sido rechazada previamente por los tres partidos políticos con los que gobierna Eslovenia Positiva, que habían asegurado que no cooperarían con un partido liderado por el alcalde de Lubliana.
Por su parte, Bratusek ha asegurado a los miembros de su partido que no permanecería en su puesto como primera ministra si no contaba con el apoyo de su formación. "No puedo ser más la primera ministra si no tengo el apoyo de mi propio partido", ha afirmado.
Después de convertirse en líder de PS, Jankovic, que está siendo investigado por delitos relacionados con corrupción, ha pedido a la mandataria que no abandone su cargo. "Creo que hace su trabajo bien", ha afirmado en su discurso.
Sin embargo, la agencia nacional de noticias eslovena STA ha informado de que después de conocerse el resultado de la votación la formación Lista Cívica, que forma parte del Gobierno de coalición, ha hecho un llamamiento para la celebración de conversaciones.