Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La principal alianza islamista llama a la reconciliación entre árabes y nubios en Asuán

La Alianza Nacional en Apoyo a la Legitimidad, coalición liderada por la organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes, ha hecho este jueves un llamamiento a la reconciliación entre las partes en conflicto en los enfrentamientos registrados en los últimos días en la localidad de Asuán, que se han saldado con más de una veintena de muertos.
"La Alianza lamenta profundamente las víctimas en Asuán a causa de los enfrentamientos entre la tribu nubia Al Dabodeya y la tribu árabe Bani Helal, así como la indiferencia (ante los sucesos) por parte de las autoridades golpistas, que dedican sus recursos sólo a derramar sangre egipcia", ha sostenido.
En su comunicado, la organización ha asegurado haber investigado la situación sobre el terreno y ha perdido a las tribus que "escuchen la voz de la razón y la sabiduría y eviten un mayor derramamiento de sangre".
"Son todos hijos e hijas de Asuán, conocidos por su compasión, misericordia y tolerancia, no por la ajena y dolorosa dureza y odio vengativo mostrado durante la última semana", ha agregado.
Asimismo, ha pedido que se pidan explicaciones "a todos los oficiales que han mostrado negligencia en este asunto". "La sangre de todos los egipcios es sagrada y no ha de ser utilizada por los líderes golpistas y sus marionetas en los medios en su desesperado esfuerzo por demonizar a todos los que hacen frente a la tiranía y la represión", ha manifestado.
En este sentido, la Alianza ha expresado su "preocupación" ante la "indiferencia" del Gobierno ante las demandas del pueblo nubio, al tiempo que ha acusado a las autoridades de "adoptar políticas de división".
"La Alianza valora los tremendos sacrificios que ha hecho el pueblo nubio, cuando abandonaron sus pueblos, viviendas y propiedades para permitir que se aseguraran los recursos hídricos de su patria y su pueblo", ha dicho, en referencia al traslado, en muchas ocasiones forzoso, de estas poblaciones en las obras de construcción de la presa de Asuán y la inundación de algunas zonas en las que residían estas tribus.
El origen de la violencia está en los supuestos insultos vertidos sobre una niña de una de las tribus el pasado miércoles. Más tarde también apareció una pintada ofensiva --realizada por un miembro de la tribu Bani Helal-- contra el candidato presidencial Abdelfatá al Sisi, exjefe del Ejército y principal responsable del golpe de Estado que derrocó en julio al entonces presidente Mohamed Mursi, miembro de Hermanos Musulmanes.
Los miembros de las tribus se enfrentaron con armas, pero la Policía logró contener la violencia en un primer momento. Sin embargo, los agentes se vieron desbordados la semana pasada por los miembros de ambas tribus, que emplearon armas de fuego y cócteles molotov.
Los disturbios fueron de tal gravedad que se interrumpió el tráfico ferroviario entre El Cairo y Asuán y el gobierno provincial ordenó el cierre de 17 colegios y una universidad.