Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forzada a dimitir tras decir que cristianos y musulmanes adoran al mismo Dios

Larycia Hawkinstelecinco.es

La profesora de Ciencias Políticas Larycia Hawkins se ha visto obligada a renunciar a su cátedra en la Universidad de Wheaton, en Illinois, tras la polémica generada por sus recientes declaraciones en las que afirmaba que cristianos y musulmanes adoran al mismo Dios. Todo comenzó el pasado 10 de diciembre, cuando Hawkins publicó en su página en Facebook una foto suya con un hiyab para mostrar su apoyo a los musulmanes, cuestionados desde los recientes atentados de París o California.

"Me solidarizo desde el punto de vista religioso con los musulmanes porque ellos, como yo, que soy cristiana, son gente del Libro", explicó en su mensaje. "Como dijo el Papa Francisco, adoramos al mismo Dios".
El revuelo generado tras difundirse su publicación provocó que la Universidad suspendiera a Hawkins argumentando que al no aclarar qué distingue el Cristianismo del Islam, Hawkins entró en conflicto con la Declaración de Fe de la universidad.
De inmediato numerosos colectivos, incluidos alumnos y profesores de la propia Universidad de Wheaton, se solidarizaron con la doctora Hawkins y exigieron su reincorporación. Personalidades de fuera de la universidad también expresaron su apoyo a la catedrática.
La propia Hawkins remitió un escrito argumentando teológicamente su postura, pero no fue suficiente para la dirección de la universidad y propuso a la catedrática que dimitiera o que se tomara dos años fuera de la cátedra, según ha revelado la profesora.
El rector gerente de Wheaton, Stanton Jones, quien pidió la destitución de Hawkins, se disculpó el sábado por su solicitud "precipitada", pero apenas dos horas después se publicó una nota de la universidad informando de un acuerdo con Hawkins para poner fin a su relación laboral.