Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El balance provisional del terremoto de Taiwán es de once muertos, 462 heridos y más de 170 desaparecidos

Al menos once personas han muerto, entre ellas un recién nacido, 462 han resultado heridas y más de 170 se encuentran desaparecidas tras el colapso de varios edificios en la ciudad histórica de Tainan, en el sur de Taiwán, a consecuencia de un seísmo de magnitud 6,7.
A consecuencia del terremoto ocho edificios se derrumbaron y otros cinco se encuentran parcialmente dañados, según el balance oficial de daños proporcionado por las autoridades y recogido por la agencia oficial de noticias china, Xinhua.
Entre los desaparecidos se encuentran 172 personas: 120 adultos y 52 niños, aunque la cifra podría aumentar, porque había más gente en el edificio de lo habitual, dado que muchos de los inquilinos habían alojado visitantes para celebrar el Año Nuevo lunar, dentro de dos días.
"Estaba viendo la televisión y después de una repentina sacudida, escuché una explosión. Abrí la puerta y vi cómo el edificio de enfrente se iba abajo", ha afirmado un vecino de 71 años, un fontanero llamado Chang. Sostiene que fue a coger algunas herramientas y una escalera y extrajo las barras de la ventana para rescatar a una mujer que pedía ayuda.
"Me pidió que volviera para rescatar a su marido y a su hijo, pero tenía miedo de que hubiera una explosión de gas, así que no entré. Al mismo tiempo había mucha gente pidiendo ayuda, pero mi escalera no era muy larga así que no tenía modo de salvarles", ha indicado.
El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha indicado que el seísmo se ha producido 43 kilómetros al sureste de la ciudad de Tainan a una profundidad de 10 kilómetros. Precisamente esta poca profundidad podría haber amplificado su efecto, según el USGS.
El presidente de Taiwán, Ma Ying Jeou, ha dicho a la prensa en la capital que las autoridades aún no tienen claro la extensión del desastre. "La situación todavía no está muy clara. Estamos haciendo lo que podemos para rescatar y poner fuera de peligro a los supervivientes", ha indicado Ma.